Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El ‘outlet’ de Pikolin retrasa su apertura hasta después del verano por la pandemia

Tras paralizar la obra, los promotores descartan abrir el 28 de mayo, pero continúan con la comercialización

La paralización del sector de la construcción por el estado de alarma y la propagación de la pandemia del coronavirus ha obligado a los promotores de La Torre Outlet, el futuro centro comercial que promueve Iberebro en los suelos de la antigua fábrica de Pikolin, a postergar sus planes de apertura. Si el calendario de la empresa fijaba en el 28 de mayo la inauguración, ahora la puesta de largo del complejo queda para después del verano, previsiblemente entre octubre y noviembre, aunque la fecha definitiva quedará a expensas de la evolución de la crisis.

Aunque la decisión se estaba preparando desde hace días, el endurecimiento de las medidas de confinamiento ha acelerado su confirmación. De hecho, la semana pasada algunos gremios ya dejaron los tajos ante la evolución de la crisis. "Ahora mismo, lo más importante es atender las directrices marcadas por las instituciones para lograr poner freno cuanto antes esta pandemia, así como garantizar la seguridad de los trabajadores", explicó el consejero delegado de Iberebro, Luis Barcelona. Las obras en estos momentos estaban en fase de finalización y los trabajos se centraban en los acabados interiores y en las fachadas, a la espera de la colocación de pavimentos.

Pero la paralización de las obras y el aplazamiento de la apertura no va a afectar a los planes de comercialización del complejo, que siguen en marcha. De hecho, está a punto de hacerse oficial la incorporación de tres marcas más. Fuentes de la empresa indicaron ayer que el aplazamiento de la fecha de apertura y el contexto de crisis no ha supuesto que ninguno de los operadores que ya se habían cerrado se haya replanteado su presencia el proyecto.

90 tiendas operativas

La empresa va a centrar su esfuerzo ahora en el trabajo que no requiere presencia física, como la comercialización del espacio 'outlet'. La Torre tiene 61.500 metros cuadrados en total, de los cuales 13.500 están destinados a moda, 15.000 a la de restauración y ocio y 33.000 a la de medianas superficies. La capacidad del centro comercial es de 90 tiendas, aunque de cara a la apertura se esperaba contar con unas 70 operativas, con rebajas en sus productos entre el 30% y el 70%.

Los meses de espera servirán a la empresa para estudiar el contexto económico y los hábitos de consumo. Fuentes de Iberebro explicaron que el proyecto tenía una pretensión digital que ahora se reforzará. "Vamos a ofrecer un formato ‘outlet’ diferencial para un consumidor cien por cien omnicanal, que ya está cambiando tras esta crisis", declaró Luis Barcelona.

La Torre Outlet nace con la intención de lograr un total de 3,5 millones de visitantes al año. Dada la ubicación del complejo, Iberebro quiere reforzar la movilidad y defiende la construcción de un apeadero de cercanías, con un coste de unos dos millones de euros. Estaría a unos 350 metros del recinto y tendría una frecuencia de paso de unos 20 o 25 minutos.

Entre las nuevas tiendas figuran Adidas, El Corte Inglés, Guess, Mango y Fifty, el outlet del grupo Tendam (Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield, Women’Secret y Milano). También se incorporará con 3.000 metros Decathlon. Se sumará al proyecto también el Lego Fan Factory, una ludoteca gratuita destinada al público infantil –hay solo seis establecimientos en España–, y el primer Madlab de Aragón.

Etiquetas
Comentarios