Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El Ayuntamiento ya prevé que el transporte urbano pierda 18 millones de usos por la crisis

Tras el mes de confinamiento, el bus y el tranvía tardarán otros dos en recuperar la demanda habitual. 

TRANSPORTE URBANO EN ZARAGOZA / CORONAVIRUS / 28/03/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Los autobuses y tranvías de la ciudad circulan semivacíos estos días de confinamiento por el Covid-19.
Oliver Duch

Tras constatarse el desplome del número de usuarios en el transporte público por la declaración del estado de alarma ante la pandemia del coronavirus, el Ayuntamiento de Zaragoza ha empezado a hacer cuentas. De momento, y siempre y cuando el confinamiento se prolongue un mes y no haya una ampliación, el Consistorio estima que se podrían perder casi 18 millones de usos que, al final del año, implicarían un retroceso del 14% respecto a 2019, cuando se obtuvo el mejor registro de la última década. En euros, eso supone 7,7 millones menos de recaudación por billetes y abonos.

En las primeras dos semanas de confinamiento, el Ayuntamiento de Zaragoza ha constatado que el bus urbano se ha dejado un 86% de sus pasajeros y que en el caso del tranvía el porcentaje llega al 90%. En este contexto ya se aplicaron recortes en el servicio con el objetivo de paliar en una pequeña parte la sangría económica que supone esta situación, dado que los costes que no cubra la venta de billetes tendrán que atenderse con cargo al presupuesto municipal. Esa reducción del servicio supondrá un ahorro de 1,13 millones. "Es una ayuda", dijo la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca.

Recuperación progresiva

Con estos porcentajes, durante las cuatro semanas de estado de alarma, el Ayuntamiento cree que perderá 9 millones de viajeros (solo habrá 1,3 millones de usos frente a los 10,4 de un mes normal). Chueca explica que el final de la fase de confinamiento no supondrá que se recuperen los usuarios de inmediato. En el primer mes se espera un 40% de los usos sobre los porcentajes habituales y en el segundo se podría alcanzar el 75%. En estos tres meses (el de estado de alarma y los dos de recuperación) se habrían perdido 17,9 millones de usos.

Desde el punto de vista económico, el transporte urbano verá reducidos sus ingresos en 3,9 millones de euros en el primer mes de cuarentena (3,3 millones el bus y 532.801, el tranvía). En el segundo, las pérdidas serían de 2,6 millones y en el tercero, de 1,1 millones. En total, 7,7 millones (6,6 del bus y 1,03 del tranvía).

Este varapalo al transporte urbano se produce después de que los dos primeros meses del año se hubieran cerrado con más viajeros (un aumento del 2,8%). Y las estimaciones ahora quedan a expensas de cómo responda la ciudadanía a la salida de la crisis. "Habrá cambio de hábitos, gente que tendrá que seguir en cuarentena de forma preventiva o por estar enfermo, personas que eviten espacios cerrados... El hábito en favor del transporte público lo vamos a tener que volver a activar y llevará su tiempo", comenta Natalia Chueca.

Para poner en contexto las cifras, hay que tener en cuenta que el transporte público supone 50,8 millones de euros al año de subvención, por lo que el incremento de costes es del 15% en un momento en el que los gastos de las administraciones públicas se disparan por la crisis del coronavirus. El Ayuntamiento de Zaragoza transmitió hace unos días en una reunión telemática de los responsables de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que es necesario habilitar una línea de ayudas a los ayuntamientos para atender sus servicios de transporte, dado el nivel de desplome de la demanda.

Al margen de las ayudas de otras administraciones, Chueca defiende la necesidad de "reequilibrar" las partidas de gasto. No obstante, no se muestra a favor por el momento de reducir más el servicio, porque además de la cuestión económica debe primar también la prevención y se quiere que haya distancias de seguridad y aforos limitados.

Chueca no quiere ir más allá del periodo de estado del alarma y no adelantó cómo se producirá la recuperación de las frecuencias habituales del transporte urbano. Esa decisión, señala, se tomará cuando acabe la fase de confinamiento. Respecto a las tarifas del transporte urbano, la responsable municipal dice que el gobierno no se está planteando volverlas a subir por el momento.

Zona azul y servicio Bizi

Además de los 7,7 millones de euros que dejarán de recaudar el autobús y el tranvía por la caída en el número de usuarios, otras concesiones municipales tendrán pérdidas. Una de ellas será el estacionamiento regulado, que es gratis desde el pasado día 15 como medida para paliar la extensión de la pandemia del coronavirus.

Según cálculos del Ayuntamiento de Zaragoza, durante el mes de confinamiento y los otros dos de recuperación la zona azul y naranja dejarán de ingresar 470.659 euros. También habrá afección en el servicio de bicicletas de alquiler Bizi Zaragoza, que está suspendido para evitar contagios del Covid-19. En total, la merma en este servicio municipal será de 87.823 euros. 

Etiquetas
Comentarios