Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

El Ejército patrulla en Zaragoza: "Deje la cerveza y a casa, que le va a salir cara"

La Policía Local y el Ejército del Aire patrullan juntos para ‘limpiar’ las calles más concurridas de la capital y sancionar a aquellos se aferran a cualquier excusa para salir de casa.

PATRULLAS MIXTAS DE POLICIA LOCAL Y POLICIA MILITAR POR LAS CALLES DE ZARAGOZA / CORONAVIRUS / 26/03/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Una patrulla conjunta de la Policía Local y el Ejército del Aire se topó con un vecino de San Pablo bebiendo a la puerta de un supermercado.
Oliver Duch

Más de uno se llevó este jueves una sorpresa al ver patrullar a la Policía Militar por algunas de las calles más céntricas de Zaragoza, pero es que el Ejército del Aire está colaborando estos días con la Policía Local para ‘limpiar’ algunos de los puntos más concurridos de la capital y sancionar a todos aquellos que incumplan sin motivo el confinamiento.

 «Deje la cerveza y a casa, que le va a salir cara», advertían ayer a un vecino de la calle de San Pablo al ver que se había comprado una lata en el supermercado e improvisado su particular barra de bar en un quiosco de la ONCE. «Ya te lo decía yo, bébetela pronto...», le decía a este hombre otro que a escasos metros hacía lo propio. En esta ocasión, ambos acataron sin excusas la orden de agentes y militares y capearon la denuncia. Pero el mensaje es claro: no habrá manga ancha.

Con estas patrullas mixtas –en las que participan una pareja de municipales y otra de soldados– se busca sobre todo un efecto disuasorio. «Lo cierto es que cada vez te cruzas con menos gente por la calle», reconocía un policía local durante una visita al Mercado Central. Porque no solo vigilan espacios abiertos, sino también lugares especialmente concurridos como este. Pero el coronavirus ha ensombrecido el estreno de la lonja municipal, en la que ayer apenas se veía gente ante los mostradores.

«¿Todo en orden?», preguntaba la patrulla a mediodía a uno de los tenderos, que esbozaba cierto gesto de resignación por la caída de las ventas. Tras abandonar el edificio, agentes y militares tomaban rumbo hacia la avenida de César Augusto, donde una mujer se les acercó para advertirles del enorme polvo que estaban levantando unas obras junto a su casa. «Lo siento señora, pero si tienen los permisos en regla, pueden seguir trabajando», le decían.

Pero no es solo el Ejército del Aire el que está arrimando el hombro durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. De hecho, la Unidad Militar de Emergencias (UME)  está desinfectando numerosos lugares -residencias de ancianos, centros de discapacitados, infraestructuras...- y el Ejército del Aire hace días que patrulla con las Policías Locales de varios municipios aragoneses. En estos momentos, cualquier ayuda es poca.

Últimas noticias sobre el coronavirus en HERALDO

Etiquetas
Comentarios