Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Una mujer que estaba bebiendo whisky en la calle acaba detenida por escupir a la Policía en Zaragoza

La infractora se negó a identificarse y a facilitar su domicilio. Los agentes arrestaron poco después en la misma calle de Conde Aranda a un hombre que paseaba por la calle con su pareja

el suceso tuvo lugar en la calle Conde de Aranda de Zaragoza.
el suceso tuvo lugar en la calle Conde de Aranda de Zaragoza.
Maps

Aunque los zaragozanos están cumpliendo mayoritariamente con el confinamiento por la pandemia de coronavirus de forma pacífica y responsable, sigue habiendo casos puntuales de personas que se resisten a encerrarse en sus casas y que responden agresivamente cuando se les recrimina su comportamiento.

Los dos últimos incidentes, que terminaron con sendas detenciones, se produjeron este pasado sábado en la calle de Conde de Aranda de la capital aragonesa. Como ocurriera la semana pasada con una vecina de Cuarte que escupió a ocho guardias civiles que intervinieron en su arresto, en esta ocasión fue una mujer de 65 años quien, en evidente estado de embriaguez, hizo lo propio con dos agentes de la Policía Nacional.

Según ha informando la Jefatura Superior de Policía, el incidente se produjo en torno a las 18.00. Una patrulla acudió al lugar tras la llamada al 091 de un vecino que informaba de que una mujer estaba consumiento bebidas alcohólicas en la calle.

Minutos después los agentes comprobaban que, efectivamente, una mujer se estaba tomando una botella de whisky en la vía pública. Al ser informada de que por la normativa en vigor no podía hacer eso y debía marcharse a su domicilio, les dijo que la dejasen en paz e hizo caso omiso a sus indicaciones. Además, según estas fuentes, se negó a identificarse y a decirles dónde vivía.

Cuando le comunicaron que, visto lo visto, tenían que sancionarla, comenzó a escupirles y terminó lanzándoles la botella y alcanzando a uno de lo policías en el pecho. Al final, la mujer, que fue identificada como M. D. F. G., acabó detenida como presunta autora de un delito de atentado.

Apenas tres horas después, otra patrulla del Cuerpo Nacional de Policía tuvo que intervenir en la misma calle al obervar a una pareja paseando. Los agentes les informaron de que si no era urgente el motivo de estar en la vía públicadeberían retirarse a su domicilio y mantener la distancia de seguridad entre ambos.

La indicación no le sentó biena al varón, indentificado como R. G. V., de 46 años, que respondió insultándoles y negándose de manera reiterada a identificarse, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de desobediencia.

Sigue las últimas informaciones sobre coronavirus en Aragón

Etiquetas
Comentarios