Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Las autocaravanas ya no pueden ‘dormir’ en Zaragoza de regreso a sus destinos

El centenar de extranjeros que llegaron el viernes al campin municipal se tuvieron que marchar a primera hora del sábado. En la zona autorizada de acampada del Actur tampoco se puede ahora pernoctar.

La Policía Local de Zaragoza vigilaba ayer la zona de estacionamiento autorizado de autocaravanas en el Actur.
La Policía Local de Zaragoza vigilaba ayer la zona de estacionamiento autorizado de autocaravanas en el Actur.
José Miguel Marco

Ni el Camping de Zaragoza ni la explanada habilitada junto a los campos de la Federación Aragonesa de Fútbol en el Actur permiten ya pernoctar a las autocaravanas. Ninguno de estos espacios está completamente cerrado –ya que el primero puede albergar a inquilinos de larga duración y el segundo permite permanecer unas horas aparcado–. Sin embargo, desde ayer, la Dirección General de Tráfico (DGT), está lanzando mensajes a través de sus paneles informativos en los que advierte a los usuarios de estos vehículos –principalmente, extranjeros en viaje de regreso a sus países– que tanto el campin municipal como el área de acampada regulada están cerrados.

Las cerca de cien caravanas que llegaron el viernes al Camping de Zaragoza para reabastecerse y pasar la noche se marcharon a primera hora de ayer. El propio gerente de la instalación, Unai Mensuro, difundía ayer un vídeo en el que podía verse que a las 9.00 no quedaba ni uno de estos vehículos en Rosales del Canal. E lestado de alarma decretado para frenar el coronavirus prohíbe la llegada de nuevos clientes a los establecimientos hoteleros, entre los que se incluiría el campin municipal. Sin embargo, dada la excepcionalidad de la situación, el Gobierno de Aragón medió para que los responsables de la instalación pudieran abrir sus puertas y acoger a todos estos extranjeros al menos una noche.

«Hablamos de personas de fuera, la inmensa mayoría mayores de 65 años y que por tanto no pueden hacer grandes tiradas al volante, gente que necesitaba ayuda», explicaba Unai Mensuro, quien reconocía ayer sentirse «muy orgulloso» de la decisión tomada. En cualquier caso, todos esperan que el Gobierno regule definitivamente cómo atender excepciones de este tipo en establecimientos de hostelería

El Actur, abierto con vigilancia

El jefe provincial de Tráfico, José Antonio Merida, explicaba ayer que, por orden de la Delegación del Gobierno, desde muy temprano se usaron los paneles instalados en las principales carreteras de acceso a la capital aragonesa (A-2, A-23 y N-232) para comunicar que el Camping de Zaragoza estaba cerrado. La DGT estuvo en contacto con la Policía Local, que se encargó también de comprobar que los cien vehículos llegados el viernes se marchaban.

Pero a las 14.00, Tráfico empezó a informar también a las autocaravanas del cierre de la zona de acampada autorizada ubicada en el Actur. De tal modo que, ahora, solo se puede utilizar este espacio para parar a descansar, pero en ningún caso para pernoctar. Y de comprobar que todo el mundo permanece dentro de los vehículos se encarga la Policía Local.

Última hora del coronavirus en Aragón.

Etiquetas
Comentarios