Zaragoza
Suscríbete

coronavirus

El Ayuntamiento de Zaragoza retrasa a julio el 50% del cobro del recibo del IBI que se abona entre marzo y abril

Esta medida supondrá que los ciudadanos se queden "en sus bolsillos" unos 40 millones de euros. 

María Navarro en la rueda de prensa de este viernes.
María Navarro en la rueda de prensa de este viernes.
MIGUEL G. GARCÍA

El Ayuntamiento de Zaragoza ha anunciado este viernes el aplazamiento del pago del 50% del Impuesto de los Bienes Inmuebles (IBI) que se abona entre los meses de marzo y abril. La medida, que afecta tanto a los recibos domiciliados como a los que no lo están y que supondrá postergar el ingreso de unos 40 millones de euros, se suma a la decisión de suspender las actuaciones de embargo hasta que concluya el estado de alarma decretado por el Gobierno central.

Con este decreto de alcaldía, avalado por el interventor y tesorero municipal, el Ayuntamiento toma la medida de "mayor calado" que puede para "ayudar económicamente a todos" (familias, autónomos o entidades sociales) en esta situación excepcional generada por el coronavirus, ya que el IBI es el principal ingreso que tienen los ayuntamientos y el de Zaragoza recauda por el mismo unos 160 millones de euros a lo largo del año.

Con esta medida retrasa la percepción de 40 millones con el fin de que sirva "de desahogo" a cada uno de los zaragozanos, según ha explicado este viernes en rueda de prensa el alcalde, Jorge Azcón, acompañado por la consejera municipal de Economía, María Navarro.

"A priori", según la consejera, este medida no causará tensiones en la tesorería municipal ni será necesario que el Ayuntamiento recurra a la captación de deuda, ya que, además, hace unas semanas se firmaron las operaciones de captación de deuda a corto plazo y el consistorio dispone de 25 millones que puede utilizar a interés cero. "Tenemos unas condiciones incluso beneficiosas", ha apuntado Navarro.

Según el calendario fiscal establecido en Zaragoza, el 1 de marzo se abre el plazo de pago del IBI para todos aquellos que no tengan el recibo domiciliado. Estos contribuyentes abonan el tributo de una sola vez y tienen de plazo hasta el 30 de abril. En este caso, podrán desembolsar el 50% ahora y abonar el resto antes de 15 de julio. La medida retrasará el cobro de 15,2 millones de euros.

Los zaragozanos que tienen el IBI domiciliado abonan el recibo en tres plazos: el 15 de enero el 25% y el resto se divide en dos cuotas iguales el 30 de abril y el 30 de septiembre. En el caso de la del 30 de abril, que es el pago que está ahora en curso, se deja el 50% para el 15 de julio. Por tanto, este año estos contribuyentes abonarán el IBI en cuatro plazos.

Azcón ha calificado la medida de "importante", al tiempo que ha apuntado que no será la única desde el punto de vista fiscal ni que afecte a otras áreas municipales, porque el Ayuntamiento de Zaragoza trabaja ya la "Comisión del día después" y va a "arrimar el hombro" con "todo lo que esté en su mano" para que la crisis del coronavirus sea "lo más llevadera posible" para los zaragozanos.

Navarro ha explicado además en la rueda de prensa que el Ayuntamiento ha ampliado el plazo de abono de la tasa de abastecimiento de agua y tarifa por depuración hasta el 30 de abril, pero que no se suspenden los plazos de las plusvalías y tasas urbanísticas, ya que no lo permite el Real Decreto aprobado por el Gobierno Central

El Ayuntamiento ha habilitado el teléfono 976 723 773, en horario de 9.00 a 14.00, para que la ciudadanía pueda resolver sus dudas en esta materia, así como la dirección electrónica ibi@zaragoza.es entre otras sobre plusvalía, el impuesto de circulación o la tasa de agua para dar facilidad a los usuarios.

Navarro ha indicado asimismo que el Ayuntamiento se ha visto obligado por el Real Decreto del Gobierno del 17 de marzo a regular los plazos de los procedimientos tributarios (de gestión, liquidación, inspección y recaudación de tributos y demás ingresos de derecho público) como por ejemplo las multas, de forma que los iniciados antes del 18 se marzo amplían los plazos hasta el 30 de abril, mientras que los que se hayan iniciado después se podrán llevar a cabo hasta el 20 de mayo.

Por su parte, los procedimientos administrativos que tramita el Ayuntamiento de Zaragoza sí quedan suspendidos hasta que se levante el estado de alarma, por lo que queda anulado cualquier plazo de finalización de cualquier procedimiento administrativo como concesiones de licencia, procedimientos sancionadores como multas de tráfico, sanciones urbanísticas, subvenciones o matrículas de cursos y actividades municipales.

Por otra parte, el alcalde ha agradecido la solidaridad de los zaragozanos, ya que hasta las 10.00 de este viernes más de 900 personas se han inscrito para prestar ayuda en la aplicación habilitada por el Ayuntamiento este jueves y 35 de ellos de forma inmediata. "Hay más gente dispuesta a ayudar de las que necesitan ayuda", ha apuntado. 

Todas las noticias del coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión