Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

COMARCA CENTRAL

La Comarca Central sortea obstáculos para ponerse en marcha un año después de aprobar la ley

La incorporación del secretario permite ahora desbloquear distintos trámites administrativos.

El presidente comarcal y una administrativa, en el interior de la sede en un piso de Utebo.
El presidente comarcal y una administrativa, en el interior de la sede en un piso de Utebo.
Aránzazu Navarro

La ley de la Comarca Central de Zaragoza se aprobó en marzo de 2019 y meses más tarde, en julio, se constituyó oficialmente, con José Manuel González (PSOE), alcalde de San Mateo de Gállego, como presidente. Esta delimitación agrupa a Zaragoza y a 20 localidades del entorno metropolitano y completa el mapa territorial de Aragón. En los últimos meses se avanza en su puesta en funcionamiento, tras sortear una serie de obstáculos, como el retraso en el nombramiento del secretario, lo que ha bloqueado distintos trámites administrativos.

"Desde mi nombramiento como presidente –asegura González– la prioridad ha sido conseguir dotar a la Comarca de Zaragoza de la forma más inmediata posible de la figura clave organizativa de todo el sistema administrativo de una entidad local:la figura del secretario interventor".

A la convocatoria pública optaron cinco candidatos, que después renunciaron, "ocasionando un problema importante para dotar de la figura del secretario a la administración comarcal". Tampoco salieron otras formulas. A través de la lista de interinos de la DGA, que se habilitó a finales de enero y principios de febrero, se consiguió "el único candidato que ha aceptado el destino comarcal".

Concurso de destinos

El presidente de la Comarca Central indica que este mes se va a solicitar cubrir la plaza con un secretario habilitado en el concurso de destinos ordinario que se acaba de abrir en el que podrán participar todos aquellos funcionarios que lo soliciten. A partir de ahora, y habiendo cubierto ya este puesto, se podrán "desbloquear situaciones administrativas básicas para empezar a funcionar como administración".

Durante este tiempo, y con la ayuda de la auxiliar administrativa de la sede de Utebo, se ha ido avanzando en las "tramitaciones básicas que permiten poner en marcha una administración:sede electrónica, cuentas bancarias, firmas digitales...". En octubre de 2019 se celebró el único pleno comarcal hasta la fecha, en el que se constituyeron los grupos políticos que forman parte de la institución y se acordó "realizar alguna toma de posesión" que no se había podido hacer en el pleno de constitución de julio o por bajas producidas en ese intervalo de tiempo. Para esa sesión se habilitó puntualmente a un secretario de una de las entidades de la comarca.

Está previsto en breve convocar un pleno organizativo en el que se pueda plasmar ya un presupuesto de gestión económica inicial y comenzar la andadura de trabajo de la Comarca Central de Zaragoza. "Los 558.000 euros que la DGA consignó en 2019 se incorporarán contablemente al remanente de este año", avanzó. La previsión presupuestaria con la que iniciará su andadura la Comarca Central, que se agrupa en cinco ejes, se situará en torno a los 4,8 millones de euros, con la inversión social como capítulo principal.

"Nos quedan muchas cosas por determinar, como la sede comarcal. Ahora empezamos en un humilde piso prestado por el Ayuntamiento de Utebo ya hace muchos años para que actuase como sede de la Mancomunidad Central, que se encuentra justo al lado del Centro Cultural el Molino dónde se reunirá el consejo comarcal general. El proyecto de sede definitiva no es algo prioritario, y se abordará más tarde", indicó González. "Ahora, toca ponernos en marcha y empezar a dar los primeros pasos", añadió. Hace 20 años, cuando se pusieron en marcha las comarcas, el escenario era muy diferente. La del Aranda fue la primera en constituirse en Aragón: la ley data de diciembre de 2000. Ocupa una parte del castillo del Papa Luna de Illueca. Muchas instituciones se decantaron por recuperar antiguas residencias, palacios o incluso cuarteles. Es el caso de la Comunidad de Calatayud, de la oscense de la Ribagorza, en Graus, que tiene su sede en la histórica Casa Heredia, o del Bajo Aragón, en Alcañiz, que restauró la Casa Mainar, en la calle Mayor. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión