Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

crisis sanitaria

Zaragoza vive semidormida un domingo "de película fantástica"

Los vecinos de la capital aragonesa, por lo general, han cumplido con las restricciones a la movilidad, aunque también ha habido quien se ha buscado alguna excusa para poder salir.

No es este domingo un día de cierzo, pero el aire corre más que nunca entre los vecinos de Zaragoza. La capital aragonesa se ha despertado con una imagen insólita. Como si fueran las primeras horas del día de Año Nuevo -pero en pleno marzo y durante todo el día-, las calles permanecen semidormidas. Las pocas personas que salen se cruzan entre ellas a una distancia prudencial, la misma que guardan en las filas de los pocos comercios que están abiertos.

Son las primeras horas del confinamiento general que ha provocado la crisis sanitaria del coronavirus. Las medidas que impuso el Gobierno central obligan a los ciudadanos a quedarse en sus casas salvo casos muy concretos. Aunque hay quien busca alguna buena excusa para estirar los permisos sin ser multados, los zaragozanos, en general, están actuando con disciplina.

Bien lo sabe David Marcuello, propietario del quiosco de la plaza de España. Bajo su privilegiado observatorio, cree que el confinamiento “se está cumpliendo”. “Mira cómo está esto, no hay nadie por la calle”, observa. La gente busca los periódicos para informarse, pero aún así la parálisis casi total hace que las ventas se resientan. En los que sí que acuden a su cita dominical con el periódico, David ve “resignación”. “La gente no se queja, es lo que hay...”, sentencia.

Paseo de la Independencia, Plaza del España, Plaza del Pilar, paseo de la Constitución... vacíos. Los zaragozanos se quedan en casa

La calle de Alfonso I también se ve vacía. En un estanco, la gente hace fila. Son solo cuatro personas, pero ocupan todo el ancho de la acera para dejar un par de metros entre ellos. María Pilar Ejea cruza desde allí hacia la plaza de España. Ha salido de su casa, en el Actur, y acude a casa de sus padres, en el Centro. “Mi padre es dependiente y salgo a buscar unas cosas y a prepararlo para ir mañana al médico”, cuenta a dos metros de distancia. Profesora de la Universidad de Zaragoza, admite que “cuesta creer” la imagen que presenta Zaragoza, pero opina que “es importante” cumplir “para que no se congestione la sanidad”.

En la calle de Don Jaime I, Luis Millán espera para comprar el periódico. Una mascarilla le tapa la boca y la nariz. Por encima de ella, observa una Zaragoza “como si fuera una película de fantástica”. Dice que ha estado toda la mañana en casa y que se han quedado sin el desayuno dominical en la cafetería, pero apoya las medidas.

Yolanda Serrano y Orestes Domínguez pasean a su perra ‘Runa’ por la plaza del Pilar. Se acercan a las puertas de la basílica, que presenta una imagen insólita con las verjas cerradas. Hoy no hay misa para los fieles. Por la tarde, se podrá seguir por Youtube. Su mascota es la excusa perfecta para salir a dar una vuelta, aunque cuentan que han estado en casa “encerrados” y “haciendo vida con los amigos a través de Skipe”.

El día también está siendo distinto para Juan Francisco Zambrano, trabajador de la limpieza pública. “Si hay menos gente, hay menos suciedad y menos trabajo”, señala. Bajo su prisma, se ve a los viandantes “como si fueran extraños”, y se resigna a que “habrá que acostumbrarse”.

Se ve algún corredor que pasa, ajeno a las nuevas normas, y por la plaza del Pilar Alberto Esteban camina en chándal con ritmo rápido. “Tengo que andar todos los días una hora y media por la tensión y el colesterol, así que tengo que salir. Compraré el pan y para casa”, justifica.

El primer día de confinamiento en los hogares deja una Zaragoza de domingo semidesierta. Mañana, muchos saldrán al trabajo, aunque los movimientos quedarán igual de restringidos. Y así, durante dos semanas (de momento).

Sigue las últimas noticias del coronavirus.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión