Despliega el menú
Zaragoza

investigación

Avances científicos en un puñado de tierra

La Universidad acerca a institutos y colegios de Zaragoza el proyecto ‘Micromundo’, una iniciativa para concienciar a los adolescentes de la omnipresencia de los microorganismos y para advertirles contra el abuso de los antibióticos.

Puede que Alexander Fleming fuera un poco zaforas, pero gracias a su descuido al tapar mal unas placas de Petri se descubrió el hongo de la penicilina. Este episodio sirvió para evidenciar que los microorganismos están por todas las partes, incluso, en las muestras de tierra que los alumnos de varios centros escolares de Zaragoza (quién sabe si los próximos Charles Darwin, Marie Curie o Santiago Ramón y Cajal) están recogiendo estos días.

Una iniciativa de la Universidad de Zaragoza está acercando a colegios e institutos de la capital un proyecto llamado ‘Micromundo’, en el que se invita a los alumnos de 15 y 16 años a recoger tierra de distinta procedencia y, después, con la ayuda de estudiantes de grado de Biotecnología, Veterinaria y de Ciencia y Tecnología de Alimentos a analizar estas muestras en el laboratorio. “Allí se aíslan microorganismos y se prueba si son capaces de inhibir el crecimiento de potenciales patógenos”, explican los propios chavales, demostrando que han aprendido bien la lección.

Las bondades del experimento son muchas: se despiertan vocaciones científicas, se conciencia a los más jóvenes del abuso de antibióticos y, con un poco de suerte, se pueden descubrir también microorganismos que sirvan para la investigación biomédica.

El proyecto “de servicio y aprendizaje” acaba de volver a ponerse en marcha (en unos días desembarcará en el instituto Tiempos Modernos) después de una exitosa primera edición. Está dirigido a estudiantes de 4º de la ESO y 1º de Bachillerato, que aprenden a hacer cultivos microbianos y a identificar bacterias. En la primera convocatoria del experimento participaron unos 120 alumnos de cinco centros (Goya, Valdespartera, Salesianos, Alemán y Rosa Molas) y se detectaron cerca de 1.500 microorganismos de los que 190 producían antibióticos.

“A partir de las muestras recogidas se han conseguidos algunos ‘aislados’ que sí han servido de base para trabajos de fin de grado o para algún máster”, explica Diego García, uno de los coordinadores del centro de Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Lo más importante, no obstante, no es tanto el resultado científico como que “los estudiantes se involucren y se sientan como auténticos investigadores”.

El proyecto tiene un alcance internacional y, de hecho, surgió en la Universidad de Yale allá por 2012. Entonces se hizo un llamamiento para que jóvenes de todo el mundo buscaran nuevas bacterias porque muchos de los antibióticos de uso común están producidos, paradójicamente, por microorganismos del suelo.

Los responsables en Zaragoza del proyecto son los investigadores Ainhoa Lucía y José Antonio Aínsa, quienes también destacan la buena sintonía entre los alumnos universitarios de grado y los propios escolares. Son ellos mismos los que -con los kits entregados- recogen las muestras ambientales, las van diluyendo en placas y analizan las colonias que se van separando en los laboratorios escolares. “Para algunos estudiantes es la primera vez que participan de forma activa en un proyecto de investigación y eso contribuye a estimular el interés por estudiar una carrera científica o biomédica”, explican. Estas prácticas de microbiología también sirven para enseñarles cómo, desde su descubrimiento, los antibióticos han sido una pieza clave para la medicina moderna, pero su uso excesivo ha favorecido la aparición de las resistencias que los acaba haciendo ineficaces.

Otro aspecto fundamental para los organizadores es difundir y dar a conocer esta actividad, por lo que han creado un buen montón de perfiles en las redes sociales. ‘Micromundo’ tiene Instagram, Twitter, Facebook y está pensando también en subirse al carro de la aplicación Tik Tok que es con la que más conectan ahora los adolescentes, muchos de los cuales dicen estar llamados a estudiar Ingeniería, Física o Medicina.

Etiquetas
Comentarios