Despliega el menú
Zaragoza

movilidad

El tranvía arrolla a un perro en Valdespartera

El servicio se ha visto interrumpido media hora entre La Romareda y la parada de Mago de Oz hasta que se ha conseguido sacar de los bajos del convoy al animal ya muerto

[[[HA ARCHIVO]]]
Imagen de archivo del animal que consiguió rescatarse el pasado verano.
Ayto. Zaragoza

Un convoy del tranvía ha atropellado esta mañana a un perro en el entorno de la parada del paseo de los Olvidados, lo que ha obligado a interrumpir el servicio momentáneamente en el tramo de La Romareda a la parada de Mago de Oz. Según han explicado fuentes de la compañía, el perro se le escapó al dueño mientras lo paseaba, con tan mala suerte de que murió arrollado por un convoy. Otras fuentes han aclarado que el perro iba atado, pero al llegar el tranvía se asustó y salió corriendo hacia la vía. Los Bomberos acudieron para intentar rescatar al animal pero no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Aunque los tranvías tienen en su primer vagón una gran cuña de plástico para evitar que las personas que atropelle sean arrastradas y queden bajo las ruedas, el escaso volumen del animal ha hecho que esta precaución del sistema 'antiatrapamiento' no fuera efectiva. 

El atropello del animal ha obligado a poner en práctica el protocolo habitual y el plan de contingencia, por lo que los convoyes han circulado en bucle desde La Romareda hasta la Academia General Militar, mientras que el resto de la línea se ha cubierto con autobuses.

El incidente ha sucedido en torno a las 9.40 de la mañana y el servicio no se ha restablecido completamente hasta las 10.10, dado que durante una media hora se ha intentado sacar de debajo del convoy al animal.

No es la primera vez que un perro queda atrapado bajo un convoy, pues algo parecido sucedió el pasado verano justo en la misma zona,  entre las paradas de los Olvidados y Mago de Oz, en el barrio de Valdespartera. En esa ocasión, el animal, de pequeño tamaño, fue liberado sin heridas por los Bomberos de Zaragoza y entregado a su dueño, de quien se había escapado momentos antes.

Etiquetas
Comentarios