Despliega el menú
Zaragoza

política

El presidente comarcal que se gastó 8.111 € en dietas deja sin sueldo a su segundo para ahorrar

José Luis Ansón (PSOE) responde así al rechazo a su presupuesto para el Campo de Cariñena, que triplicaba el gasto de protocolo a costa de partidas sociales.

Sede de la Comarca de Cariñena
Sede de la Comarca de Cariñena.
MACIPE

Lejos de rectificar, el presidente de la comarca del Campo de Cariñena, el socialista José Luis Ansón, ha emprendido una huida hacia adelante en la que no le acompañan ni sus compañeros de partido. Tras publicar este diario que en sus primeros seis meses de mandato se había gastado 8.111 euros en dietas y kilometraje con reparos de legalidad de la Intervención, Ansón acaba de dejar sin sueldo al hasta ahora vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Javier Gimeno, con la excusa de ahorrar "gasto político". Para ello, lo cesó de sus responsabilidades en la noche del miércoles.

La medida, que ha anunciado a través de un comunicado en la web oficial, pretende ser una respuesta al rechazo frontal a su proyecto de presupuestos, en el que pretendía triplicar las partidas de dietas y kilometraje a costa de recortar el gasto social. Ansón contaba con el rechazo frontal de la oposición y de al menos cuatro de sus diez consejeros, lo que le obligó a suspender hace una semana el pleno para evitar que le tumbaran sus primeras cuentas.

El presidente comarcal aseguró a este diario que intentaría pactar un nuevo documento con sus compañeros del PSOE, que presentará el próximo lunes a la comisión de Gobierno. Lejos de lograr el acuerdo, dos de sus diez consejeros, Marco Antonio Campos y Juan José Redondo, se han rebelado esta semana y han dejado sus delegaciones, al igual que la de CHA, Concha García.

Ansón no llegó a aclarar hasta dónde iba a reducir el gasto en dietas y kilometraje y se limitó a decir que debía ser "razonable". Y lo único que ha hecho público desde la polémica política y social generada con su fallido presupuesto es que dicho recorte pasa por quitar el sueldo al único político que lo cobraba en la comarca, Javier Gimeno. Este socialista, concejal en Paniza y agricultor de profesión, se encarga de representar al Campo de Cariñena en organismos y actos.

Su coste salarial supone unos 18.000 euros, un dinero que Ansón anuncia que va a destinar a partidas de gasto social y juventud a las que previamente pretendía dar un tijeretazo de más de 43.000 euros. Es decir, no conseguirá así compensar ni un 42%.

En la web oficial, el presidente del Campo de Cariñena alude a que su decisión responde a su compromiso ante el pleno de "revisar" el presupuesto "con la convicción personal de reducir el gasto político". Y añade que ha tomado una "difícil pero imprescindible decisión, eliminar el único sueldo político que existía en la corporación".

Lo que sigue sin aclarar en su comunicado el presidente del Campo de Cariñena es si piensa reducir las partidas destinadas a kilometraje y dietas por asistencia a comisiones, órganos colegiados y pleno, que planteaba triplicar. Si el año pasado se dispuso de 32.600 euros para los gastos de los consejeros, la cuantía la disparó en su proyecto presupuestario hasta los 99.000 euros.

Rebelión interna

La respuesta a su maniobra no se hizo esperar ante la indignación que provocó en las filas socialistas. El vicepresidente segundo de la comarca y teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Cariñena, Marco Antonio Campos, registró este jueves su renuncia a la vicepresidencia y a las delegaciones de Deportes y Turismo, al igual que el alcalde de Alfamén, Juan José Redondo, responsable de Acción Social y que ya había dimitido como portavoz socialista. También lo hizo Javier Gimeno, que ya estaba cesado como vicepresidente primero y consejero de Presidencia.

A las dimisiones también se sumó la nacionalista Concha García, que renunció a seguir como delegada de Igualdad ante su rechazo a las cuentas y a los gastos en dietas del presidente.

Por su parte, Javier Gimeno instó a los dirigentes del PSOE a "tomar medidas", dado que Ansón hizo una "burrada" con su proyecto de presupuestos pese al rechazo que los tres consejeros socialistas trasladaron desde el primer momento. "Solo admitió retocarlo, pero lo que ha hecho no es enmendable. Se ha cargado de un plumazo una importante labor social y de promoción turística y del vino de Cariñena", lamentó.

El ya exvicepresidente primero aseguró que tanto él como sus dos compañeros que han dejado sus delegaciones firmaron un escrito de renuncia el domingo, aunque decidieron esperar al pedírselo el partido. "Nos solicitaron unos días para reconducir la situación, pero al final me ha cesado el presidente.Mi sueldo era legal y no sus dietas y kilometrajes. Cobraba 14.000 euros al año como antes lo hicieron el resto de consejeros de Presidencia", explicó.

Etiquetas
Comentarios