Despliega el menú
Zaragoza

obituario

Fallece el primer director de la prisión de Zuera, Andrés Gonzalo

Llevó los años más duros del centro penitenciario con las continuas manifestaciones desde su apertura en 2001 hasta 2008.

Andrés Gonzalo recibe la medalla de oro de la institución penitenciaria en 2008
Andrés Gonzalo recibe la medalla de oro de la institución penitenciaria en 2008
Heraldo.es

El primer director de la prisión de Zuera, Andrés Gonzalo, que llevó los años más duros del centro con las continuas manifestaciones desde su apertura en 2001 hasta 2008, ha fallecido este jueves a los 57 años. Nacido en Calatayud, Gonzalo ha sido calificado por sus compañeros como un ejemplo de la democratización de las cárceles durante la Transición, de la mano de su defensa del respeto a los internos y un gran conocedor tanto de la lucha antiterrorista desde los centros penitenciarios a través de la Vía Nanclares o contra el yihadismo.

Empezó como funcionario en la prisión de Monterroso (Lugo), pasó a Valencia y llegó a Martutene (Guipúzcoa) en los años duros del País Vasco, donde fue subdirector y director. Desde allí fue nombrado como el primer responsable de la macrocárcel de Zuera, donde llegaba a cumplir largas y complicadas jornadas de 8.00 a 23.00 en los primeros cinco meses llenos de movilizaciones. “Era una bellísima persona y un gran profesional, del que aprendimos -explica su sucesor Luis Lozano- capitaneaba la dirección pero nos hacía implicarnos en todo”.

La entonces secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, pudo ver su trabajo en aquellas manifestaciones de Zuera y decidió después trasladarlo a Soto del Real, un centro que necesitaba que lo pusieran en orden y él lo consiguió. De hecho, estaba invitado a celebrar a mediados de marzo el aniversario de la primera prisión con este modelo en Soto del Real, similar a la de Zuera, por su tarea.

“Andrés fue un gran profesional y muy entregado al servicio público con una gran generosidad”, lo define Mercedes Gallizo, exsecretaria general de Instituciones Penitenciarias. “Se ocupó de las cosas importantes y difíciles, cuando estuvo en la Inspección. Y además le concedieron la medalla de oro de la institución penitenciara en 2008”, agrega

Andrés Gonzalo, casado y con dos hijas, fue un ejemplo para muchos directores de prisiones por su respeto a los presos, una forma de pensar y de actuar de la que hizo su bandera. “Cuando una vez le preguntaban por las muertes de los internos por el consumo de drogas, les contestó que le preocupaba que perdíamos personas”, explica su compañero Manuel Becerril, quien fue director de la prisión en Daroca, y ahora compartía con Andrés Gonzalo los últimos años en el Centro de Inserción Social (CIS) de Torrero, donde estaba destinado como director de programas. “Andrés era el mejor porque fue el director más humano que he conocido y de quien aprendimos cómo llevar un centro de presos”, lo valora Becerril emocionado.

El funeral se celebra este viernes a las 13.15 en el cementerio de Torrero.

Etiquetas
Comentarios