Despliega el menú
Zaragoza

tribunales

La familia de Víctor Laínez y la Fiscalía piden la nulidad del juicio o la condena de Lanza por asesinato

El TSJA ha fijado para el 19 de marzo la vista para estudiar los recursos por la sentencia del crimen de los tirantes.

z
Rodrigo Lanza, en la Audiencia Provincial.
Oliver Duch

Contradicciones en el veredicto del jurado, afirmaciones que mediatizaron su respuesta, falta de motivación en el veredicto y en la sentencia. Estos son algunos de las razones alegadas por la Fiscalía y por la familia de Víctor Laínez para pedir al Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que repita el juicio contra Rodrigo Lanza o, en su defecto, lo condene por asesinato.

La Sala de lo Civil y Penal ha fijado para el próximo 19 de marzo la vista oral para escuchar los recursos de las tres acusaciones –pública, particular y popular– en los que piden la anulación del juicio y su repetición con un nuevo jurado. La defensa también ha recurrido el fallo, pero en su caso es para que se eliminen las agravantes de alevosía y motivos ideológicos y la responsabilidad civil de 200.000 euros que el juez impuso al procesado.

Rodrigo Lanza fue condenado a cinco años de prisión por un delito de lesiones dolosas en concurso con un homicidio imprudente, con las agravantes de alevosía y motivos ideológicos y la atenuante leve de arrebato. El tribunal determinó que agredió por la espalda a Laínez y que este se golpeó la cabeza contra el suelo, lesión que le causó la muerte.

Coinciden las acusaciones en que hay contradicciones en el veredicto que deberían haber obligado a devolver el acta al jurado, y respuestas que dieron por probados y por no probados"hechos contenidos en la misma pregunta". 

Como ejemplo, citan que el jurado, tras mantener que Lanza se abalanzó sobre Laínez por la espalda y sin posibilidad de defensa alguna, le pegó un golpe seco en la cabeza por detrás. Una vez cayó al suelo a plomo, le dio una patada en la cara e inmediatamente se colocó encima y siguió propinándole puñetazos en la cabeza y rostro, hasta el punto de causarle"múltiples fracturas y lesiones de gravedad" y un"traumatismo de severa intensidad". 

Tras este relato, que para las acusaciones refleja una clara intencionalidad de matar, el jurado concluyó que el acusado solo tenía ánimo de"lesionar" y"ni siquiera se representó que la muerte pudiera acaecer".

A su juicio, estas contradicciones son"insalvables" al llegar a conclusiones que la lógica revela"incompatibles"."No puede asumirse que quien con tal brutalidad agrede a una persona, que yace ya inconsciente en el suelo, no se represente racionalmente que con su conducta puede matarla, máxime cuando la muerte se produjo precisamente a consecuencia de un severo traumatismo cranecoencefálico", dice la acusación particular.

La Fiscalía, por su parte, reprocha al magistrado que no exigiera al jurado una"mínima" motivación de sus respuestas o una explicación"sucinta" de los elementos de convicción que habían tenido en cuenta para llegar a sus conclusiones, ni los que les hicieron inclinarse por la declaración de un testigo y no por la contraria expresada por otro.

Censura que el enunciado de algunas preguntas contenía afirmaciones que"mediatizaron" la respuesta del jurado al "efectuar calificaciones jurídicas favorables" y que el magistrado no admitió las modificaciones planteadas por la fiscal. Explica que sí se recogió la expresión"intención de lesionar con resultado de muerte por imprudencia grave"."Y sin embargo, el veredicto no contiene pregunta alguna que recoja expresamente la calificación jurídica del homicidio o asesinato", expone.

Para la fiscal, en casos en los que se pueda apreciar un dolo directo, eventual o una imprudencia es preciso elaborar un objeto del veredicto que contenga las distintas posibilidades de forma separada, algo que no se hizo, así como que se explique claramente al jurado las características de cada uno.

Etiquetas
Comentarios