Despliega el menú
Zaragoza

medio ambiente

¿Es posible un 'caso Zaldíbar' en Aragón?

La DGA dice que el vertedero de Aragersa (en Torrecilla de Valmadrid), donde llegan los restos de amianto, es "el más aséptico" y "el que menos riesgos presenta de España".

Imagen del vertedero de residuos peligrosos de Torrecilla en 2008, cuando estaba a punto de terminarse.
Imagen del vertedero de residuos peligrosos de Torrecilla en 2008, cuando estaba a punto de terminarse.
Maite Fernández/Heraldo

A cuatro kilómetros del barrio rural de Torrecilla de Valmadrid, en plena estepa zaragozana, un vertedero almacena los residuos peligrosos que se generan en Aragón. Es Aragersa, el lugar a donde se llevan los restos, por ejemplo, de amianto. Según el Gobierno de Aragón, es “el más aséptico” y “el que menos riesgo presenta de España” de sufrir un accidente como el ocurrido en la localidad vizcaína de Zaldíbar, donde una avalancha sepultó a dos trabajadores, provocó varios incendios y lanzó gases contaminantes al aire.

Las autoridades vascas buscan un lugar al que llevar todos los residuos de Zaldíbar, que van a tener que ser trasladados. El Gobierno Vasco ha sondeado los vertederos públicos y privados de esa Comunidad, pero también ha preguntado por los de otros lugares. Según explicaron este miércoles fuentes del Gobierno de Aragón, aquí no ha llegado ninguna solicitud de este tipo para que los vertederos aragoneses acojan los residuos de Zaldíbar.

Localización del vertedero Aragersa, a cuatro kilómetros de Torrecilla.
Localización del vertedero Aragersa, a cuatro kilómetros de Torrecilla.
Heraldo

El almacén de Aragersa se encuentra en la carretera que lleva a Torrecilla de Valmadrid, sobre una superficie de unas diez hectáreas en una zona conocida como Acampo Castillo. Para empezar, la principal diferencia con el vertedero vizcaíno es que el terreno es llano, por lo que no hay riesgo de derrumbe o corrimiento de tierras.

Además, según explica la directora general de Educación Ambiental, Marta de Santos, hay “detalles” que marcan la diferencia entre uno y otro. En el de Zaldíbar, los testimonios hablan de que muchos residuos se almacenaban mezclados, y hay denuncias del escaso control que se llevaba. En el de Aragersa, en cambio, “hay un vaso específico para el amianto”.

“Este tipo de residuos tiene una trazabilidad que no tienen otros, ya que se puede ver la vida del producto desde que se crea hasta que entra al vertedero”, comenta De Santos. Hasta Aragersa llegan cientos de tipos productos. La lista de residuos que admite es casi interminable, e incluye restos de amianto, lodos con sustancias peligrosas, residuos de petróleo, alquitranes ácidos, óxidos metálicos con metales pesados, restos de productos farmacéuticos, etc.

El depósito de seguridad tiene una doble capa de polietileno de alta densidad de dos milímetros de espesor, que está protegida por un geotextil y que está sobre un vaso de vertedero construido sobre una capa arcillosa. Además, tiene una red de captación de lixiviados (líquidos altamente contaminantes que salen de los vasos del vertedero) y un sistema de recogida de aguas pluviales. Los accidentes pueden ocurrir, de hecho ha habido un par de incendios, pero la posibilidad de un caso como el de Zaldíbar está descartada, según apuntan desde el Gobierno de Aragón.

El vertedero de Aragersa es uno de los 14 que hay en Aragón con Autorización Ambiental Integrada, que es la resolución del Gobierno de Aragón que garantiza la protección del medio ambiente, aunque el único para residuos peligrosos. Entre 2015 y 2019 se han hecho 51 inspecciones en estos vertederos, y en este año 2020 se van a cursas otros nueve.

Etiquetas
Comentarios