Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Un matrimonio de Zaragoza, al banquillo por una deuda de 14.000 € con su casera

La Fiscalía pide cárcel para la pareja, a la que acusa de falsear la firma de la dueña del piso para intentar probar que le habían pagado parte del dinero que adeudaban.

El matrimonio acusado de estafa, durante el juicio celebrado este lunes en la Audiencia de Zaragoza.
El matrimonio acusado de estafa, durante el juicio celebrado este lunes en la Audiencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Al matrimonio formado por Mercedes M. M. y Roberto V. O., dejar de pagar el piso que tenían arrendado en Zaragoza y acumular una deuda de más de 14.000 euros les costó una orden de desahucio. Sin embargo, el precio a pagar podría ser más alto, ya que la casera los denunció después por estafa procesal por utilizar un documento supuestamente falso para probar que había abonado gran parte de la deuda. De hecho, la Fiscalía acusa a ambos de falsear la firma de la dueña y pide para ellos sendas penas de año y medio de prisión. La acusación particular eleva la petición de cárcel a dos años.

La defensa, por su parte, insiste en que el documento aportado por los encausados en el Juzgado de Primera Instancia 20 de Zaragoza para acreditar el pago de 9.086 euros a la casera es auténtico y solicita la absolución. Según esta, sus clientes dejaron de pagar el alquiler durante un tiempo debido a su precaria situación económica, pero cuando el hombre consiguió un trabajo empezaron a abonar lo que debían. Es más, los acusados aseguran que fue la mala relación entre su familia y la de la arrendadora –que ya habría dado lugar a algún otro juicio– la que llevó a la casera a denunciarles.

Dos pruebas periciales

Además de las versiones de la denunciante y los dos denunciados, el tribunal de la Sección I de la Audiencia Provincial pudo escuchar ayer a los peritos caligráficos que examinaron el documento supuestamente falseado. Según los expertos del Cuerpo Nacional de Policía, no cabe duda de que la firma de la casera fue falsificada por el encausado Roberto V. O. Sin embargo, el especialista contratado por la defensa se esforzó por convencer ayer a los magistrados de que este hombre no imitó la rúbrica de la dueña del piso. Será por tanto ahora el tribunal quien valore ambos peritajes y diga en sentencia cuál de ellos le merece más fiable.

Etiquetas
Comentarios