Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Una juez retira la custodia a un padre por dejar a sus hijos al cuidado de los abuelos

La Fiscalía y la psicóloga no están de acuerdo, pero la magistrada considera que "una cosa es disponer del apoyo de familiares y otra denegar por completo".

Punto de encuentro familiar, aPefa / 1-2-2011/ Foto: Asier Alcorta [[[HA ARCHIVO]]]
Los separados entregan a sus hijos en los puntos de encuentro.
A. A.

Que los abuelos se han convertido en una pieza clave para armonizar la vida laboral y familiar de muchas parejas es algo evidente. De hecho, la realidad dice que son muchas las que recurren a ellos para cuidar de sus niños cuando ambos padres trabajan fuera de casa. Sin embargo, la titular del Juzgado de Primera Instancia número 16 de Zaragoza, María José Moseñe Gracia, acaba de dictar una sentencia que podría obligar a muchos separados o divorciados a prescindir de tan importante ayuda. Porque la magistrada ha decidido retirar la custodia a un zaragozano alegando que sus hijos pasan demasiado tiempo con sus abuelos paternos. "Y una cosa es disponer de apoyo de familiares y otra delegar por completo sus obligaciones", dice.

Cuando puso fin a su relación, en el verano de 2016, el matrimonio pactó una guarda y custodia compartida de sus hijos. Sin embargo, hace unos meses, la madre de los niños –de 9 y 4 años– entendió que su expareja estaba haciendo dejación de sus obligaciones y delegando esta tarea en los abuelos. Sin menospreciar el cariño con el que estos han tratado siempre a los pequeños, la madre entendió que esta situación les generaba una inestabilidad que estaba afectando a su bienestar: en cuanto a comportamiento y rendimiento académico, principalmente. Razón por la cual, a través de su abogada, Noemí González, solicitó a la juez que le concediera a ella la custodia individual, que es lo que ha terminado sucediendo.

Para probar que es principalmente el abuelo paterno quien se encarga de llevar y traer a los niños del colegio, así como de acompañarlos al resto de actividades extraescolares e incluso a determinados eventos –cumpleaños, etc–, la demandante contrató a un detective. Y lo cierto es que, a la hora de pronunciarse, la juzgadora ha tenido muy en cuenta los informes y seguimientos que hizo este investigador.

A modo de ejemplo, la magistrada recuerda que de las 7.00 a las 19.00 es el abuelo y no el padre quien se ocupa de los niños, lo que supone, indica, "una total delegación". "Sin que pueda ponerse como excusa para el ejercicio de una custodia compartida que el resto de la tarde y la noche la pasan con el progenitor", puntualiza. Pero la juez va mas allá y no alcanza a entender tampoco por qué el padre no va a ver ni siquiera a recoger a los niños cuando están entrenando con el equipo de fútbol y "prefiere quedarse en su domicilio".

Buena relación con su padre

La sentencia no pasa por alto el informe psicológico que elaboró la especialista del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) y en el que explica que ambos menores mantienen una "buena relación" con sus progenitores. El padre asegura que, desde que se redujo la jornada laboral, puede dedicarles más tiempo. Y esto se ve refrendado en la entrevista que la psicóloga mantuvo con el mayor, en la que valoraba de forma "muy positiva" el cambio. Es más, la especialista indica que al chaval le «preocupa» la posibilidad de no poder convivir con su progenitor.

La Fiscalía tampoco se mostró partidaria de la modificación de medidas, pero la magistrada recuerda que ni el informe de esta ni el psicológico son vinculantes. "Una cosa es lo que los niños deseen o quieran y otra lo que es más beneficioso en su propio interés", concluye. Según la titular del Juzgado de Primera Instancia 16, el hecho de que el mayor de los chicos haya tenido que repetir curso "no resulta imputable a uno u otro progenitor", pero deja claro, apostilla, que "precisa de una estabilidad". Si a ello se añade que, también al más pequeño se le ha apreciado una "notable inmadurez" desde su escolarización, para la juez no cabe mejor solución que la conceder la custodia individual a a la madre.

Sacrificio, cariño y dedicación a sus nietos

Pese a mostrarse vehemente en las conclusiones de su sentencia, no parece que haya sido fácil para la titular del Juzgado de Primera Instancia número 16, María José Moseñe, tener que retirar la custodia compartida al padre de estos dos niños. Y si una cosa ha

intentado la magistrada es reconocer el esfuerzo y amor con los que sus abuelos los han cuidado. "No se duda en absoluto de su cariño y dedicación a sus nietos, con el sacrificio y valor que ello supone", señala en su fallo. Sin embargo, la juez no pasa por alto que esta situación, la presencia intensa de los abuelos paternos, "puede tener influencia en los hábitos y las normas, que requieren una intervención directa de ambos progenitores". Y dada la supuesta "dejación" del padre, cree lo más adecuado conceder la custodia individual a la madre.

Etiquetas
Comentarios