Despliega el menú
Zaragoza

brutal choque en caspe

Muere uno de los heridos en el choque mortal de Caspe y se elevan a cuatro los fallecidos

Es un pakistaní de 50 años que fue trasladado el viernes, tras el accidente, del Hospital de Alcañiz al Servet. Otros cuatro compatriotas, todos ellos trabajadores del campo, continúan ingresados, dos en estado grave.

Accidente en la A-230 en Caspe
Una furgoneta con ocho ocupantes chocó con un tractor agrícola a primera hora de la mañana del pasado viernes.
Francisco Jiménez

Uno de los heridos en el trágico choque mortal ocurrido el viernes en la entrada de la curva del puente de la A-230, a tres kilómetros de Caspe, falleció este domingo por la tarde, lo que eleva a cuatro los ocupantes del vehículo que han perdido la vida en el siniestro. La víctima era pakistaní, como los ocho ocupantes de la furgoneta, y tenía 50 años.

Tras el siniestro, fue evacuado en una ambulancia del 061 al Hospital de Alcañiz aunque, el mismo viernes, y dado el empeoramiento de su estado, se le llevó al Hospital Miguel Servet, donde falleció. Otros cuatro compatriotas permanecen ingresados en Zaragoza. Dos heridos, de 45 y 19 años, sufrieron lesiones muy graves en el fatal siniestro y fueron evacuados en sendos helicópteros del 112 al Servet. Los otros dos heridos, de 27 y 47 años, fueron trasladados el viernes después del accidente desde Alcañiz hasta la MAZ de Zaragoza y su pronóstico es reservado.

El brutal choque ocurrió el viernes sobre las 8.20, cuando la furgoneta, con ocho ocupantes, todos trabajadores del campo, se dirigía a la finca agrícola donde trabajaban podando árboles frutales. El vehículo impactó contra un tractor en la peligrosa curva de la A-230 desde la que se accede al puente que cruza el Mar de Aragón en Caspe (en dirección a Bujaraloz). Tres personas fallecieron. Este tramo de la carretera ha registrado desde 2006, año en el que se reformó la vía, tres accidentes mortales.

Compatriotas pakistaníes y responsables municipales han tramitado la documentación necesaria y han contactado con la embajada para proceder a la repatriación de los cadáveres al país de origen de los fallecidos. Tal y como confirmó ayer Raja Arshad, pakistaní residente en Caspe desde hace 11 años, compañeros y amigos han colaborado para cubrir los gastos que supone el traslado. En Caspe residen casi 400 personas con esta nacionalidad.

Etiquetas
Comentarios