Zaragoza
Suscríbete por 1€

tráfico

¿Aprobarías el examen para ser taxista en Zaragoza?

Alrededor de 150 personas se presentan cada año a la prueba de la Policía Local. La mayoría de los candidatos se forman en la Asociación de Auto Taxi de Zaragoza. Lo que más puntúa es conocer al dedillo el reglamento del servicio de autotaxi, la seguridad vial y aplicar bien las tarifas y el itinerario en un supuesto práctico, pero también deben saber las 2.400 calles y los 121 lugares de interés general de la ciudad.

Michel Izaguerri imparte el curso de formación entre candidatos a ser taxistas de Zaragoza.
Michel Izaguerri imparte el curso de formación entre candidatos a ser taxistas de Zaragoza.
FRANCISCO JIMENEZ

Cada lunes durante dos horas y desde hace seis años, el tesorero de la Junta de la Asociación Provincial de Auto Taxi de Zaragoza (Apatz), Michel Izaguerri, prepara a candidatos a taxistas para que superen con éxito el examen de la Policía Local con el que obtendrán la ‘cartilla de taxista’, permiso municipal indispensable para ejercer la profesión. Quien elabora y corrige la prueba es el área de tráfico y seguridad vial de dicho Cuerpo policial (los primeros viernes laborales de cada mes), pero a quien acuden de forma mayoritaria para los cursos de formación es a Izaguerri, que lo hace de forma altruista. "No están obligados a venir. Puedes ir por libre, pero es más complicado aprobar el examen. Solo formamos nosotros; no hay cursos al uso para taxistas", explica Miguel Ángel Perdiguero, vicepresidente de la Asociación.

Alrededor de 150 personas se presentan cada año a la prueba de la Policía Local. La mayoría de los candidatos se forman en la Asociación de Auto Taxi de Zaragoza.

El curso no tiene una duración determinada y su coste es de 20 euros, con los que se cubren los gastos de apuntes, los test y otros materiales. A estos habría que sumar los 21,80 euros que cuesta la tasa municipal para hacer el examen. Una vez obtenida la ‘cartilla’ hay un plazo de 5 años para incorporarse al taxi y en caso de no ser así hay que renovarla y examinarse de nuevo.

Según datos de la Policía Local de Zaragoza, alrededor de 150 personas se presentan cada año a la prueba, de las cuales aprueban en torno al 50%-60% en cada una de las convocatorias. "Se trata de un examen objetivo para ejercer la profesión de forma correcta y dar un servicio adecuado", señalan desde este Cuerpo policial.

El año pasado, 102 posibles candidatos a taxistas pasaron por la Cooperativa de Auto Taxi (donde se imparte el curso de formación). "Aprobaron todos; el 90% a la primera. Si se lo toman en serio, lo suelen sacar en un mes. Hay gente que ha venido solo a una clase y lo ha aprobado. Depende del interés que pongan", asegura Izaguerri. De ellos, Perdiguero calcula que unos 80 estén ya trabajando dado que cada año se jubilan alrededor de 45 licencias de taxis (hay 1.777 en total) y se contratan taxistas como asalariados.

Seis preguntas y 10 puntos

Pero, ¿en qué consiste el examen? En seis preguntas sobre límites de retorno, el callejero, lugares de interés general, el reglamento municipal del servicio de autotaxi de Zaragoza, seguridad vial y un supuesto práctico (de aplicación de tarifas e itinerarios sobre todo) que se valoran sobre 10 puntos (se aprueba con 5). Los tres últimos apartados son los que más puntuan (7 en total) y donde, a juicio del tesorero de Apatz, está la clave del examen.

No obstante, conocer las 20 placas de límite de retorno que hay en la ciudad, las más de 2.400 calles y los 121 lugares de interés (más hoteles) no es baladí, aunque solo esté puntuada cada una de las preguntas con un punto. "Si te sabes las placas de límite de retorno aplicas bien la tarifa. Y hay que conocer un porcentaje muy importante de las calles, la entrada y la salida; independientemente de que luego tengamos herramientas (como google maps) para encontrarlas o echemos mano de la emisora. Estamos valorando colgar test en nuestra web", subraya el vicepresidente de la Asociación.

"Hay que conocer un porcentaje muy importante de las calles, la entrada y la salida. Estamos valorando colgar test en nuestra web"

También es importante conocer dónde están los museos, hospitales, parques, instituciones públicas y otros muchos lugares de interés. "Tienen que contestar la calle donde están situados. Esto lo tienen que manejar y todos se lo aprenden. Últimamente ponen muchas iglesias; no sé por qué", apunta Izaguerri.

En cuanto al reglamento municipal del servicio de autotaxi y la seguridad vial se trata de preguntas tipo test. "Les dan cuatro respuestas muy parecidas y solo una es la correcta. Yo les digo que lean bien la pregunta y apliquen el sentido común", dice el 'profesor'. "La ordenanza municipal se la tienen que saber de pe a pa. Incluso nosotros nos inventamos preguntas. Y a la seguridad también le dan mucha importancia", subraya, por su parte, Perdiguero.

¿Cómo actuar en un abandono transitorio del usuario? ¿En qué momento se entenderá por contratado el servicio? ¿Qué vehículo tiene preferencia en una pendiente con estrechamiento de calzada? ¿Cuáles son las tasas de alcohol en sangre y aire espirado para conductores de vehículos y bicicletas? ¿Cuál es el uso de móviles y navegadores GPS? Son solo cuatro posibles cuestiones que podrían aparecer en un examen a taxista.

El valor del supuesto práctico

Mientras, el supuesto práctico es el que más se cotiza (3 puntos) y en él se interroga por tarifas, suplementos, importe del servicio e itinerario, entre otras cosas. "Te ponen un ejemplo, con un par de recorridos, y hay que desarrollarlo", indica Izaguerri, quien aconseja a sus alumnos que lleven el orden que les marca para que no se les olvide nada de lo que deben dominar. "Lo más dificultoso es saber aplicar bien las tarifas", añade.

"Lo más dificultoso es saber aplicar bien las tarifas"

Este lunes, un grupo de 13 personas asistían a la clase, que se imparte por las tardes. Es el caso de Roberto Barti, de 48 años, que ve en el taxi una forma de reinventarse tras ser despedido de su empresa "estando de baja". "Lo cojo con ilusión y mi idea es comprar una licencia. La mayor dificultad es aprenderme las calles y los lugares de interés general; no sabía que había tantos. El reglamento hay que machacarlo y sobre seguridad vidal, aunque tienes una noción, hay preguntas trampas. Las tarifas me las sé", afirma.

Por su parte, Roberto Arribas se quiere sacar la licencia municipal del taxi ante la posibilidad de que su compañía le traslade a Barcelona; algo que no desea. "Quiero tener un camino abierto de aquí a un año. Es otra salida laboral. Aprobar es tener un poco de suerte; además no tiene sentido que te hagan preguntas de seguridad vial si ya tienes el carné de conducir", dice.

Mientras, Naiala S., de 21 años, está aquí por un amigo taxista que le ha animado a sacarse la ‘cartilla’. "Me gustaría probar algo nuevo. No acabé los estudios y he tenido distintos trabajos. Desde pequeña me gusta conducir (ha tenido quads) y el trato con la gente. Nunca viene mal tener el carné de taxista", señala. Los tres, como muchos de sus compañeros, quieren presentarse a la próxima prueba del 6 de marzo en la Policía Local. Solo cabe desearles mucha suerte.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión