Despliega el menú
Zaragoza

Tercer Milenio

zaragoza

La Almozara urge la descontaminación de los suelos que tiñó la antigua Química

Una investigación ciudadana advierte de la presencia de metales peligrosos y los vecinos piden a las instituciones que apliquen medidas de protección.

Charcos rojos en La Almozara tras una tormenta de granizo
Charcos rojos en La Almozara tras una tormenta de granizo
HA

La Almozara no solo heredó de la antigua Industrial Química de Zaragoza el apodo popular con el que todavía muchos conocen el barrio. También sufre, casi como una seña de identidad, la contaminación del subsuelo, teñido de rojo y visible con apenas arañar un poco la tierra en alguno de sus parques. Los vecinos llevan años reclamando a las administraciones medidas de protección para evitar riesgos y daños en la salud, y ahora que una investigación ciudadana confirma la presencia de metales peligrosos se han reactivado las quejas.

La Química, instalada donde hoy se ubica el parque de la Aljafería, se centraba en la producción de ácido sulfúrico y fue desmantelada a principios de los años 80 tras una fuerte presión vecinal. «La perspectiva de aquello que contaminaba o afectaba a la salud, porque olía mal, porque hacía toser o destrozaba la ropa se creyó desaparecido cuando cesó la actividad industrial. Sin embargo, allí quedaron miles de toneladas de residuos dispersos por el barrio», explica Óscar Pueyo, representante de la Asociación de Vecinos Ebro y geólogo impulsor de la investigación que ha analizado el estado actual de los suelos de La Almozara.

El proyecto ‘Conociendo la herencia de contaminación ambiental’ –que cuenta con el apoyo de las dos entidades vecinales del barrio (Ebro y Aljafería) y con el de la Universidad de Zaragoza–, recibió respaldo institucional y financiación a través del programa de ciencia ciudadana de la Fundación Ibercivis y del Ayuntamiento de la ciudad.

Resultados «concluyentes»

«El objetivo ha sido dar a conocer la problemática real existente de estos residuos y los riesgos que presentan cuando están en superficie y afectan a la ciudadanía», relata Pueyo. En los últimos meses se han llevado a cabo inspecciones visuales y se han tomado muestras para analizarlas. «En paralelo se ha intentado, aunque en este momento con muy bajo o nulo éxito, trasladar a las administraciones la situación para que articulen medidas de protección y propuestas de intervención para la eliminación de dichos residuos, o al menos, protocolos de actuación cuando aparecen en superficie», lamenta el investigador.

Los resultados obtenidos son, a su juicio, «concluyentes» ya que «existen concentraciones elevadas de muchos metales» que pueden ser perjudiciales para la salud. El proyecto se ha articulado en diferentes fases y la actual se centra en analizar cómo la contaminación ha interaccionado con los suelos limpios del barrio. «Es decir, conocemos el problema de los residuos pero no sabemos si el contacto con ellos ha provocado que materiales previsiblemente no contaminados, ahora también lo estén», concluye Pueyo.

La DGA crea un servicio específico tras el caso del lindano

Tanto el Ayuntamiento de Zaragoza como el Gobierno de Aragón dicen ser conscientes de la realidad de los suelos de La Almozara, y recuerdan que existen protocolos de actuación para estos casos. Desde el Consistorio señalan que así se ha actuado en obras recientes como el nuevo aparcamiento del palacio de la Alfajería o con la futura torre de la plaza de Europa. «Se analiza el terreno y se determina si es apto para el uso que se prevé. Si está contaminado, es la DGA la que tiene la última palabra», explican fuentes municipales.

Por su parte, desde el Ejecutivo autonómico detallan que se rigen, como el resto de Comunidades, por la normativa estatal de Residuos y suelos contaminados. Además, tras la experiencia en la gestión del lindano, «Aragón es pionera, un ejemplo internacional en este tipo de procesos», detalla Marta de Santos, directora general de Cambio Climático y Educación Ambiental.

Marta de Santos: "Aragón es pionera, un ejemplo internacional en este tipo de procesos"

Por ello, la DGA va a crear esta semana un nuevo Servicio de Suelos Contaminados, que unificará su labor en un único equipo que permitirá una acción global y acceder a líneas de investigación y proyectos europeos.

Etiquetas
Comentarios