Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La saturación del Royo Villanova preocupa a los vecinos del Actur

La Comisión de Salud de la Junta Municipal Actur- Rey Fernando quiere convocar a la Consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón para barajar posibles soluciones a la congestión del hospital de referencia de la margen izquierda.

Urgencias del Hospital Royo Villanova/19-11-2012/ Foto: Asier Alcorta
La reforma de las Urgencias del Royo contempla una nueva sala de espera para los familiares.
Heraldo.es

El Royo Villanova es, desde hace unos años, uno de los hospitales aragoneses más congestionados, y lo saben bien los vecinos del Actur y otras zonas de la margen izquierda. El año pasado, el servicio de urgencias del Royo Villanova atendió a 77.255 personas, y hace tan solo unos días, el Sindicato de Enfermería Satse denunció problemas de saturación en este centro hospitalario.

La situación preocupa entre los vecinos que lo tienen asignado como hospital de referencia y, especialmente, a la Comisión de Salud de la Asociación de Vecinos Actur-Rey Fernando. Tanto es así que, en el próximo pleno de la Junta Municipal propondrán convocar a la Consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, para tratar el tema y conocer qué actuaciones hay previstas para solucionar este problema.

Además, los colectivos vecinales del Actur y Parque Goya han anunciado que se coordinarán con todas las entidades del barrio y del resto del Sector Sanitario Zaragoza I (que engloba también los distritos Rabal y Santa Isabel y los pueblos cercanos) para reclamar medidas que descongestionen el hospital.

Para Juan Manuel Puértolas, vocal de la Comisión de Salud de la asociación, la causa del problema es sencilla y se reduce a una simple ecuación. “Es un hospital pequeño que atiende a muchísima gente, lo que lo hace estar saturado permanentemente. Y eso nos preocupa muchísimo”. Una situación que el sindicato CSIF también ha denunciado en varias ocasiones.

De acuerdo con los cálculos elaborados por la asociación, el Royo Villanova atiende a una población de 201.117 ciudadanos. “Con todo el respeto del mundo, si comparamos el factor poblacional y la necesidad asistencial con respecto al resto de hospitales de Aragón, el Royo es el más saturado. De alguna forma, consideramos que supone un agravio comparativo con respecto al resto de la población aragonesa”, lamenta Puértolas. Además, según el vocal, “la margen izquierda es una zona con una alta concentración de residencias geriátricas, y por tanto, mucha gente acude al hospital con las patologías propias que conlleva la edad.

Asimismo, Puértolas advierte de que el servicio de urgencias “no da para más” y que las camas suelen estar al completo. “Hacen lo que pueden. Siempre está el recurso de derivar pacientes a Nuestra Señora de Gracia (Hospital Provincial), pero con todo lo que supone un traslado”, comenta.

Fuentes de la DGA aseguran ser conocedores del problema, y reconocen que “el Royo Villanova tiene un problema de espacio que es complicado de solucionar”. Además, advierten de que a esto se suma ahora el aumento de ingresos que están sufriendo todos los hospitales por la gripe. No obstante, en estos momentos “todas las camas están abiertas” y cuando es necesario, se deriva a los pacientes a otros centros hospitalarios”.

Desde la asociación señalan que es una situación que “viene arrastrándose desde hace mucho tiempo”, y reconocen que “hay sensibilidad por parte de las autoridades sanitarias”. Por este motivo, desde la asociación creen que es necesario ampliar el servicio de urgencias “a corto plazo” y, más adelante, ampliar el conjunto del hospital “para poder atender a este a nivel de población con garantías”.

Por otra parte, cree indispensable potenciar la Atención Primaria “con más recursos humanos y medios que evitasen acudir a algunos pacientes al hospital” y apela a utilizar los recursos sanitarios de manera responsable. “Debemos hacerlo de la manera más ordenada posible. Todos somos responsables de cuidar este medio sanitario que tenemos a nuestra disposición y que es un patrimonio público”, añade.

Por último, Puértolas afirma que no solo están preocupados por la saturación del servicio, sino que también lo están por los “altos niveles de estrés” que tienen que soportar los profesionales que trabajan allí. “Tenemos que cuidarlos, porque trabajar en esas condiciones es complicado”, señala.

Etiquetas
Comentarios