Despliega el menú
Zaragoza

Piden el ingreso psiquiátrico de un vecino de La Almozara por un incendio que dañó 44 coches

La Fiscalía reclama a sus padres el valor de los desperfectos en los vehículos y el garaje de la comunidad, que  asciende a 155.000 euros. 

C/ Diputados Incendio garajes / 17-06-2016 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[HA ARCHIVO]]]
Estado en que quedaron los coches afectados por el incendio. 
Guillermo Mestre

Un hombre de 44 años que padece una esquizofrenia paranoide y que en junio de 2016 sufrió una descompensación psicótica tras un cambio del tratamiento psicofarmacológico, será juzgado este martes por los daños causados en un garaje y una comunidad de vecinos del barrio de La Almozara.

Su enfermedad mental lo hace completamente inimputable y la Fiscalía solicita que sea ingresado durante cuatro años y medio en un centro médico adecuado para su tratamiento. Alternativamente, pide cinco años de libertad vigilada.

El Ministerio Público le reclama el pago de los daños causados tanto en la comunidad –que ascienden a 113.201 euros– como en los 44 vehículos que tuvieron distintos desperfectos, en función de su cercanía al foco inicial del fuego. Las compañías de seguros abonaron esos daños e indemnizaron a los propietarios de los coches con unos 41.000 euros, cuantías de las que deberán responder los padres del acusado como responsables civiles subsidiarios de las acciones de su hijo, que está incapacitado.

El incendio se produjo entre las 6.00 y las 6.50 del 18 de junio de 2016 en el edificio Residencial Europa, que comprende los números 101 al 113 del paseo de María Agustín, el número 2 de la plaza de Emilio Alfaro y el número 1 de la calle de los Diputados. La finca, en la que viven unas 200 familias, tiene un aparcamiento de dos plantas con 298 plazas.

Según concluyó la investigación de los Bomberos de Zaragoza, el fuego comenzó en un Renault 11 Z-2612-AD, el cual resultó totalmente calcinado y fue declarado (igual que otro) siniestro total. En esa plaza se desprendió la cubierta del techo, se dañaron las tuberías, cables y pintura del garaje y los escombros cayeron sobre otros turismos.

Las llamas, el humo y el calor que se concentraron en el aparcamiento terminó causando importantes desperfectos en 44 coches. Muchos pudieron ser compensados con el precio real de las reparaciones, pero otros, por lo poco rentable de su arreglo, tuvieron que conformarse con cantidades menores.

Ese fue el caso de uno que costaba repararlo 30.057 euros y su propietario fue compensado con 10.180. Además, en este coche, el acusado sustrajo numerosos efectos –bastones plegables, botas de treking, gafas de sol, palas y zapatillas de padel, entre otros– valorados en 560 euros. También forzó la cerradura de otros dos vehículos para coger cosas que había en su interior.

Tras cometer presuntamente el incendio, el acusado salió del garaje y se encaminó hacia la cercana calle de Santa Lucía, donde fue sorprendido tratando de prender fuego con un mechero el depósito de gasolina una ambulancia del Servicio Aragonés de Salud que estaba aparcada en la vía pública y en la que previamente había roto el tapón. El encausado no logró su propósito, según la Fiscalía, al ser reducido por varios policías, los cuales tuvieron que emplear la fuerza para hacerlo, ya que mostró gran resistencia y forcejeó con ellos.

Los médicos que examinaron y los que tratan al vecino de La Almozara afirman el día de los hechos tenía anulada totalmente su capacidad para conocer lo que estaba haciendo y su voluntad para controlar sus actos. 

Los profesionales concluyeron que los hechos que cometió no tenían ninguna finalidad ni utilidad y que derivaban directamente de la descompensación psicótica que padecía. El enfermo requirió tres meses continuados de internamiento psiquiátrico. 

Etiquetas
Comentarios