Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Los detallistas del Mercado Central ya preparan la mudanza

Apenas 28 metros separan la carpa provisional del remozado Mercado Central que se reabrirá el próximo jueves 6 de febrero. Los comerciantes ultiman estos días el regreso a su centenaria casa, que ya han ido visitando para poder hacer ajustes en los nuevos mostradores y almacenes. Durante cuatro días permanecerán cerradas las dos lonjas, la provisional y la centenaria.

VISITA A LAS OBRAS DEL MERCADO CENTRAL ( ZARAGOZA ) / 26/09/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Los pasillos son mucho más amplios y la estructura de forja resalta tras la reforma. 
Oliver Duch

No va a ser un traslado traumático. De hecho, son muy pocos pasos. Si algún pescatero virtuoso se atreviera a amaestrar a las nécoras, ellas mismas podrían cruzar la calle e instalarse en el nuevo puesto. El Mercado Central volverá a abrir sus puertas el próximo día 6 y son muchos los nervios y las ganas que hay de ‘rehabitar’ la lonja centenaria y de nuevo reluciente que diseñó Félix Navarro. “No será una mudanza compleja porque todo el mobiliario es de estreno, así que no creo que vayamos a ver estampas con grandes neveras y maquinaria, sino más bien se tratara de pequeña mercancía”, explica Carmen Herrarte, concejal delegada de mercados.

“Habrá comerciantes que seguro aprovecharán el mismo domingo para ir llevando cosas. Ya se ven algunas cajas, y supongo que el lunes habrá obradores que comiencen a faenar y lleven producto no perecedero”, explica José Carlos Gran, representante de los detallistas. La previsión es que entre el martes y el miércoles se pueda abastecer la lonja para su apertura del jueves a bombo y platillo. No hay un protocolo establecido para la mudanza, sino que cada cual irá sacando sus ratos para trasladar materiales que “no serán más grandes que una picadora, unas balanzas o una caja registradora”.

Las neveras, los aparadores y las vitrinas son de estreno y están facturadas por las empresas Yudigar y Koxka. Fruteros y carniceros llevan tiempo trabajando -escrutando y midiendo- sus nuevos puestos y “muchos ya han pensado, incluso, donde van a colocar las estampitas y el San Pancracio con su perejil”, bromean. Los detallistas están suficientemente informados de la reforma por lo que para ellos el nuevo recinto no será una sorpresa, pero “para lo clientes seguro que sí”, dice Herrarte. “Se van a encontrar unos espacios muy luminosos. Hasta ahora tenía una idea de mercado cerrado sobre sí mismo y con la reforma se ha ganado mucha luz gracias a los nuevos cerramientos que dan idea de lo liviano que es todo el edificio”, explica al edil de Cs, ansiosa también por ver el feliz renacimiento del Mercado Central. Otras novedades son la amplitud de los pasillos y la existencia de varios ascensores -uno comunica directamente con el párquin subterráneo de César Augusto-, después de que la comisión de Patrimonio desaconsejara que se instalaran escaleras mecánicas.

De los 74 puestos de venta, todavía quedan ocho que no tienen dueño y que están pendientes de la última licitación: el precio se sitúa en unos 50.000 € de media por puesto y un canon mensual de entre 80 y 90 euros. No obstante, el Mercado abrirá con un atractivo añadido como son sus cuatro espacios de restauración -con veladores incluidos- para los que se han reservado la parte central del edificio. Se quiere dotar a la lonja de una gran actividad desde el primer día y, por ejemplo, se procurará convertir en tradición tomar el vermú de los sábados en los porches de la avenida, en la zona donde estaba la popular tienda de semillas Casa Gavín.

“Es una oportunidad también para aumentar la ventas. Habrá muchos ciudadanos que se acerquen los primeros días por curiosidad y por ver cómo ha quedado la reforma, y hay que conseguir que su visita no sea solo ocasional sino que pase a formar parte de sus rutinas”, explica Herrarte, quien anuncia que se harán pruebas piloto para ir digitalizando las compras en el Central dentro del proyecto 20/20.

Tras pequeños leves retrasos (se anunció el estreno para el Pilar y luego para Navidad), la fecha del 6 de febrero es ya inamovible y “seguro que desde el día 4 ya estaremos operativos para poder afrontar el 5 con algo más de calma”, augura Gran. Se desvelará entonces si el aspecto final del mercado se corresponde al de las muchas infografías que los gobiernos de ZEC y luego PP-Cs han ido distribuyendo en los casi dos años que han durado las obras. La reforma del mercado, que catalogado como Bien de Interés Cultural, ha alcanzado los 8,8 millones y el traslado de la carpa provisional a Parque Venecia se calcula que costará 1,4 millones.

¿En qué espejos se ha mirado el Central para afrontar su rejuvenecimiento? Antes de redactar el proyecto de reforma, representantes de los detallistas junto a algunos arquitectos municipales hicieron una serie de visitas para coger ideas de experiencias previas y semejantes a la presente rehabilitación. Estuvieron en Vitoria, en Valencia y en Tarragona, donde las lonjas también tienen una vocación de plaza abierta, como era la idea de Félix Navarro, y acorde a la mentalidad mediterránea.

Se cumplen ahora justamente 125 años de cuando la ciudad encargó el proyecto original al insigne arquitecto y este “continente de lujo” va a recuperar muchos de sus símbolos modernistas. Durante los trabajos se han rehabilitado los tarjetones esmaltados y policromados del techo que hasta ahora pasaban desapercibidos y se han dejado exentos muchos pilares de forja que quedaban constreñidos por las mamparas.

Etiquetas
Comentarios