Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los peores temores de los vecinos de Valdespartera se hacen realidad

Los colectivos vecinales del barrio rechazan que, un año más, el Espacio Zity sea el único macrorrecinto festivo con el que contarán las fiestas del Pilar.

Los vecinos denuncian el ruido, la suciedad, los destrozos, el ruido y las aglomeraciones causadas por el recinto ferial único.
Los vecinos denuncian el ruido, la suciedad, los destrozos, el ruido y las aglomeraciones causadas por el recinto ferial único.
Heraldo.es

Todavía quedan más de ocho meses para las fiestas del Pilar de 2020, pero los peores presagios de los vecinos de Valdespartera comienzan a hacerse realidad. Hace tan solo unas horas conocían que el Ayuntamiento de Zaragoza ha solicitado al Gobierno de Aragón rescindir la cesión del Parking Norte acordada en 2018 para los siguientes cuatro años al considerar que licitar el recinto del Actur no es necesario.

La decisión del consistorio fue tomada después de que Interpeñas aceptara la oferta del Espacio Zity para que sus integrantes puedan acceder al recinto con descuentos. La noticia no ha sentado nada bien entre los colectivos vecinales de Valdespartera, que critican que, un año más, tengan que sufrir en sus calles los perjuicios de acoger el único macroespacio de las fiestas.

“Lo hemos encajado muy mal y manifestamos nuestro total desacuerdo”, afirma Adolfo Lahoz, presidente de la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera. Además, Lahoz lamenta haber tenido que enterarse por la prensa y no haber recibido ninguna comunicación oficial. “Una de las reclamaciones que hizo la asociación, en conjunto con la Plataforma de Afectados por el Recinto Ferial de Valdespartera, fue que se estableciera un diálogo con los agentes sociales para poder conocer qué es lo que se va a hacer en el barrio y poder dar nuestra visión”, explica.

Tanto la asociación de vecinos como la Plataforma de Afectados llevan meses luchando para cambiar el modelo de ocio de las fiestas y terminar con proyectos como el Espacio Zity, que cuenta con una capacidad máxima de 25.000 personas. Una afluencia masiva que, según denuncian los vecinos, colapsa el transporte público, genera ruidos que impiden el descanso y deja un rastro de suciedad y desperdicios que no siempre desaparecen. “Cualquiera que vaya ahora al recinto que se habilitó para hacer botellón aún podrá encontrar microcristales”, señalan desde la plataforma. Las brigadas hacen un esfuerzo muy grande, pero es imposible recogerlo del todo, porque la única solución es no generar el problema”, añaden.

Además, los vecinos más próximos al macroespacio denuncian que la música no les deja conciliar el sueño. “Hay un problema grave con el ruido. Nadie duerme, ni los niños pequeños ni quienes tienen que ir a trabajar al día siguiente. Nos supone un gran trastorno”, comentan.

Ambos colectivos abogan por la desaparición de los macroespacios en la programación de las fiestas del Pilar, pero reconocen que habilitar un segundo recinto hubiera supuesto para los vecinos de Valdespartera “un desahogo”. Aseguran no entender la postura del Ayuntamiento y ponen en duda que detrás de esta decisión haya motivos de seguridad, tal y como expresaron el pasado mes de noviembre. “Argumentaron que eran partidarios de contar con un único espacio por temas de seguridad, pero nos parece que un solo recinto con tanta gente es menos seguro”, añaden desde la Plataforma.

Años esperando el parque Libro de la Selva

Ambos colectivos luchan también por conseguir que en el espacio que actualmente ocupa el recinto ferial se construya el Libro de la Selva, un importante parque estepario proyectado en el Plan Inicial del Barrio. De hecho, la asociación de vecinos nació para poner voz a esta reivindicación en la que tanto han insistido en los últimos años.

Para trasladar su malestar, las entidades vecinales volverán a pedir un encuentro con representantes del Ayuntamiento. “Lo hemos solicitado varias veces a través de instancias y de la Junta de Distrito. Se pusieron en contacto con nosotros a final de navidad y nos emplazaron a varias reuniones que después nos cancelaron”, lamentan desde la Plataforma.

Lahoz, por su parte, critica que se haya tomado una nueva decisión sin haber contado con “las personas más importantes”: los vecinos del barrio.

Etiquetas
Comentarios