Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

PP-Cs estudia concesiones en cooperación
e igualdad para pactar el presupuesto con Vox

El gobierno analiza este viernes las enmiendas de los grupos para acelerar la negociación. Julio Calvo da por hecho que logrará contrapartidas y dice que sería una "irresponsabilidad" no cerrar el acuerdo.

Julio Calvo, este jueves en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Julio Calvo, este jueves en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Oliver Duch

A menos de una semana de que llegue a la comisión de Hacienda el presupuesto de 2020, la negociación parece encauzada. Al menos así lo cree Vox, de cuyos dos concejales depende la aprobación de las cuentas, y que este jueves confió en que PP-Cs atenderá sus pretensiones más importantes: un recorte de las ayudas a la cooperación internacional y un cambio sustancial de las políticas de igualdad y mujer impulsadas hasta ahora por el Ayuntamiento de Zaragoza. Y el gobierno, que hoy analizará las enmiendas de los grupos y retomará los contactos con su socio, está estudiando hacer concesiones en las dos materias.

"Teniendo en cuenta que vamos a negociar, alguna correspondencia por su parte lograremos", afirmó el portavoz de Vox, Julio Calvo, que explicó que la decisión final será compartida con la dirección nacional de su partido. El edil detalló las enmiendas de su grupo a las cuentas, entre las que figura la petición de reducir a la mitad la partida de 3,5 millones de ayudas a la cooperación al desarrollo. Por otro lado, propone minorar algunos programas de igualdad, como los que se destinan a la oficina de transversalidad de género o a los cursos de la Casa de la Mujer, para sufragar, por ejemplo, una nueva oficina de atención a la mujer embarazada.

"Estamos abiertos a negociar. Es una irresponsabilidad prorrogar un segundo año el presupuesto y no queremos abrir la puerta a un gobierno alternativo", dijo Calvo, convencido de que las conversaciones con PP-Cs llegarán a buen puerto. "De aquí al pleno vamos a estar negociando. Ellos conocen nuestras posiciones y las entienden perfectamente. Todos tendremos que ceder, pero espero llegar a un acuerdo", señaló el edil.

Calvo explicó que su partido «no está en contra de la cooperación al desarrollo», pero que "no es una competencia municipal», sino del Gobierno central. Además, destacó que «no se puede controlar el destino final de las ayudas que se conceden". Por eso defendió que los fondos que se detraigan (1,5 millones), vayan a las obras de mejora en la Casa de Amparo y en el Albergue.

Por otro lado, el portavoz de Vox apoyó la necesidad de reducir las partidas en materia de igualdad para crear otras acordes a su ideario, como una oficina de atención a la mujer embarazada. También quiere cambiar la partida para las víctimas de violencia de género y pasar a denominarla "violencia contra la mujer e intrafamiliar". En este sentido, dijo que esos fondos crecen 225.000 euros, de 350.000 a 575.000, a costa de recortar los cursos de formación de la Casa de la Mujer.

"Eso sí, hemos cometido el pecado capital de olvidarnos de decir violencia machista", declaró. Para Calvo, las críticas recibidas desde la izquierda son "hipócritas". Dijo que es "sonrojante" que se destine dinero público a algunos de los cursos que se imparten en la Casa de la Mujer, que precisan de 475.000 euros al año. El edil citó los casos de los talleres ‘Manejo de las emociones’, ‘Explorando mi sexualidad’ o ‘Cuidar y cuidarse a través de las plantas’. "Los vecinos de la avenida de Navarra piden 500.000 euros para la reforma. El Ayuntamiento debería dedicarse a sus competencias", señaló Calvo, que clamó también con los gastos en objetos promocionales de la Casa de la Mujer.

Oficialmente, el gobierno mantuvo el silencio informativo. Pero fuentes del bipartito han transmitido en los últimos días que habrá que ceder. Por ejemplo, en materia de cooperación, cuyo vol umen de ayudas podría verse reducido, aunque menos de lo que plantea Vox. Por otro lado, fuentes municipales dieron por hecho la creación de la oficina de la mujer embarazada, dado que ya se aprobó en una moción en noviembre.

Violencia "intrafamiliar"

Otro de los caballos de batalla de Vox es eliminar del Ayuntamiento las menciones a la violencia machista o de género para sustituirlo por "intrafamiliar".Fuentes del gobierno negaron que se vaya a dejar de utilizar la expresión violencia de género, pero no descartaron que se incluya el apellido de "intrafamiliar".

Respecto al recorte de 2 millones de euros al patronato de Educación, dotado con más de 10 millones, PP-Cs se opuso a esta reducción. Calvo asumió que es una de las enmiendas en las que tendrá que ceder. "No es una de las más trascendentes", declaró.

Etiquetas
Comentarios