Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los taxistas de Zaragoza usarán uniforme de manera voluntaria

La asociación provincial repartirá prendas homogéneas y confía en que la mayoría de los conductores
se adhieran a la iniciativa, que se estrenará en días.

Los representantes del sector del taxi, ayer en su sede con el nuevo uniforme
Los representantes del sector del taxi, ayer en su sede con el nuevo uniforme
Francisco Jiménez

Los taxistas de Zaragoza comenzarán a llevar uniforme para ofrecer una mejor imagen del servicio que prestan. Es la última de una serie de medidas que está poniendo en marcha el sector para competir contra otras alternativas de transporte y, en el caso de la capital aragonesa, para evitar la llegada de empresas como Uber o Cabify. La iniciativa, eso sí, tiene carácter voluntario, pero sus impulsores, la asociación provincial, confían en que tenga una buena aceptación después de pulsar la respuesta de los conductores en las últimas semanas.

«Siempre hemos tenido claro que queremos dar un servicio mejor cada día», explica Mariano Morón, presidente de Autotaxi Zaragoza (APAZ). Por ello, en los últimos meses han puesto en marcha diversas novedades en la ciudad, como la publicación el año pasado del manual de buenas prácticas o la obligación de ofrecer al cliente el pago con tarjeta de crédito. Además, tal y como recoge el nuevo reglamento del sector en la ciudad, se abre la puerta a que circulen taxis de hasta nueve plazas.

"En las encuestas aparecía como una de las desventajas respecto a los servicios que prestan otras empresas, así que decidimos introducirlo"
Los taxistas de Zaragoza podrán vestir de uniforme. La asociación provincial de Auto Taxi de Zaragoza ha presentado la colección, que será opcional, y consta de camisa blanca con el logo correspondiente, pantalón, chaleco y cazadora.

A estas mejoras se suma ahora el uso de uniforme. «En las encuestas aparecía como una de las desventajas respecto a los servicios que prestan otras empresas, así que decidimos introducirlo», detalla Morón. En concreto, en la asociación provincial han apostado por un pantalón color camel, camisa blanca y chaleco y cazadora en tonos azul oscuro. Para la temporada de verano, las camisas serán de manga corta y se ofrece la opción de usar polo. «Hemos apostado por colores claros y prendas cómodas», explica el vicepresidente de Autotaxi, Miguel Ángel Perdiguero.

Los conductores interesados tienen que acudir a probar las tallas para hacer el encargo, y así poder utilizar las prendas en cuanto lleguen. El coste lo asume cada taxista y ronda los 50 euros, según las prendas elegidas. En la asociación esperan que se animen a llevar uniforme la mayoría de los taxistas. «Parece que está teniendo buena acogida», comenta Morón. La nueva ropa de trabajo llevará incorporada el logo de la emisora correspondiente, mientras que aquellos no adscritos a ninguna, podrán portar el de la APAZ.

La asociación envió este martes a los conductores una circular en la que se informaba al sector de la iniciativa y se les invitaba a sumarse. En Zaragoza prestan servicio 1.777 taxistas, de los cerca de 90 son mujeres.

La propuesta es novedosa en Zaragoza, pero sigue la estela de otras ciudades españolas que ya han incorporado uniforme al servicio del taxi, en algunos casos de forma obligatoria, mediante ordenanza, y en otros a voluntad del conductor. Una de las últimas en hacerlo fue Santander. En su caso se optó únicamente por un polo corporativo. En este sentido, en la APAZ ven viable usar únicamente las prendas superiores.

El precio concertado mediante ‘app’ será la próxima novedad

El nuevo reglamento del taxi en Zaragoza introducirá importantes novedades en el sector. El documento, aprobado por el gobierno PP-Cs, se publicará esta semana, momento en el que se abrirá un periodo de alegaciones, que aprovecharán los conductores para pedir las modificaciones que consideren oportunas.

En cualquier caso, la regulación abre la puerta al uso de aplicaciones móviles para establecer un precio cerrado antes de iniciar un trayecto. Es una de las medidas, junto con el uso de uniformes, que quieren aplicar los taxistas de Zaragoza para equiparar sus servicios a los de empresas como Uber o Cabify y evitar así su llegada.

El funcionamiento es sencillo. El usuario reservará un trayecto a través de una aplicación móvil, de forma que conocerá de antemano el coste del mismo, en virtud de diferentes algoritmos, que serán supervisados por el Ayuntamiento. Si luego la carrera tiene un coste superior, no se le repercutirá al cliente. Y si es inferior, se le cobrará el precio más bajo

Etiquetas
Comentarios