Despliega el menú
Zaragoza

Climatología

Sal y escobas en las calles para evitar que Zaragoza se convierta en una pista de hielo

Las temperaturas bajo cero que se viven estos días en la capital aragonesa ponen a prueba a los servicios de limpieza del Ayuntamiento.

Sal en el Puente de Hierro
Sal en el Puente de Hierro para combatir el hielo
B. Cardós

Cuando los termómetros bajan de 3 grados en Zaragoza, el Ayuntamiento de Zaragoza pone en marcha un protocolo contra el hielo para evitar que las calles de la ciudad se conviertan en pistas de patinaje.

Desde el Ayuntamiento hablan de dos medidas: "No se baldea y se esparce sal en las zonas donde se puede hacer hielo". El hecho de no limpiar con gran cantidad de agua y dejar que estos días sean las escobas las que salgan a la calle para quitar la suciedad es fundamental para evitar traspiés y accidentes menores.

Se trata de un protocolo automático que los trabajadores de FCC ponen en marcha cuando las temperaturas se acercan a cero grados, "los trabajadores de limpieza llevan un saquito de sal y la esparcen en puentes, pasarelas y pasos de peatones", aseguran. Por eso estas mañanas de niebla helada, al atravesar el Puente de Hierro o la Pasarela del Voluntariado, los viandantes no saben si sus pies pisan el hielo que ha dejado la  'cencellada' o la sal esparcida por las brigadas de limpieza.

Además de la ribera del Ebro, los puentes y las pasarelas, tanto de la capital como de los barrios periféricos, el Ayuntamiento ha distribuido sal en los cinturones de la ciudad y en las zonas más expuestas.

Este protocolo también se activó en Navidad, explican desde el Ayuntamiento, cuando la niebla y el frío se adueñaron también de Zaragoza y "si las temperaturas suben, se vuelve a trabajar con normalidad", aseguran.

Etiquetas
Comentarios