Despliega el menú
Zaragoza

Tráfico áereo

El aeropuerto de Zaragoza logra un hito histórico al cerrar 2019 como segundo del país en carga

Llega a las 182.659 toneladas, un 9,5% más, que le convierte en el que más crece entre los diez complejos más importantes del país. Por contra, el tráfico de pasajeros baja un 4,4% por el recorte de vuelos en verano.

Un avión de carga preparado para su destino, en el aeropuerto de Zaragoza.
Un avión de carga preparado para su destino, en el aeropuerto de Zaragoza.
Heraldo

El aeropuerto de Zaragoza cerró el año pasado con un hito histórico al confirmar que supera al de Barcelona como segundo del país en tráfico de mercancías. Y esto ha sido posible gracias a un nuevo récord en el movimiento de carga, hasta alcanzar las 182.659 toneladas, lo que supone un crecimiento del 9,5% respecto a 2018. Esto le coloca, además, como el complejo que más crece entre los diez más importantes del país.

La apuesta del grupo Inditex por concentrar buena parte de sus envíos en la capital aragonesa está detrás del hasta ahora imparable ascenso de las toneladas facturadas, que se ha disparado en los últimos trece años. Si en 2006 solo se contabilizaban 5.928 toneladas, un año después se triplicó con creces hasta superar las 20.000 y desde entonces se han ido pulverizando las cifras.

El crecimiento exponencial viene de la mano de la expansión de la multinacional textil gallega, que mantiene rutas desde Zaragoza con Europa, América del Norte y del Sur y Asia para alimentar de productos su creciente red de tiendas. Como informa la sociedad pública Aena, la mayoría de las operaciones de carga del complejo de Garrapinillos son internacionales, con un volumen de carga de 182.144 toneladas, el 99,7% del total. En función de la temporada, cada semana se operan en torno a 35 vuelos, concentrados fundamentalmente en tres días, los martes, miércoles y sábados.

Solo el año pasado se consiguió duplicar con creces las mercancías facturadas en 2015, el único de la serie histórica que se cerró sin récord y acabó con un mínimo descenso, del 0,8%. Este crecimiento le permitió consolidarse con tercero del país y, poco a poco, superar al de Barcelona en los meses de mayor movimiento, coincidentes con los envíos de ropa para las temporadas de invierno. El año pasado ya se cerró por delante de El Prat, aunque sea solo por algo más de 5.000 toneladas.

El hecho de que Inditex movilice un número importante de rutas internacionales también ha abierto la posibilidad a otras empresas a contratar espacio en las bodegas de los aviones, que en todos los casos son cargueros. Esta sinergia podría incrementarse aún más en los próximos años, especialmente por las posibilidades que supone para el comercio electrónico y especialmente para los grandes operadores en este mercado, Amazon y Aliexpress.

Lo que será imposible es alcanzar a Madrid, que no solo se nutre de un número importante de aviones de carga, sino especialmente de las bodegas de los vuelos comerciales que le conectan con medio mundo. Esto hace que siga creciendo y supere con holgura el medio millón de toneladas.

La otra cara de la moneda es el tráfico de viajeros, que pese a sumar dos nuevas rutas en el último trimestre, Lisboa y Gran Canaria, ha perdido un 4,4% de tráfico comercial como consecuencia de la fuerte caída del pasado verano, del 15%, a raíz del recorte de la oferta de vuelos específicos de temporada por parte de Volotea, Vueling y Ryanair. En total, pasaron por la terminal un total de 467.774 viajeros.

Etiquetas
Comentarios