Despliega el menú
Zaragoza

Navidad

La muestra de Navidad de la plaza del Pilar permanecerá abierta hasta el domingo

Las luces de la calle de Alfonso I y el árbol de la plaza de Paraíso dejarán de funcionar hoy.

En la mañana de ayer algunos visitantes se animaron a pasear por el mercado navideño.
En la mañana de ayer algunos visitantes se animaron a pasear por el mercado navideño.
ARÁNZAZU NAVARRO

El día de Reyes supuso ayer el final de las Navidades y los miles de niños que desenvolvieron con emoción sus regalos, hoy se encuentran ya en los pupitres de sus colegios. Sin embargo, en Zaragoza hay un espacio donde la magia y la ilusión características de estas fechas va a permanecer entre los ciudadanos una semana más. Se trata de la feria navideña de la plaza del Pilar que se mantendrá abierta hasta el domingo 12 de enero.

Sus gestores parecen satisfechos con el funcionamiento de la muestra este año y las sensaciones y datos aproximados de las atracciones dicen que ha habido más actividad que en años precedentes, a pesar de la niebla y el frío de varios días. Con esto, es de prever que se superen los 400.000 visitantes, cifra de referencia en años anteriores. "De momento vamos bastante bien", explican desde Zaragoza Eventos que llevan ocho años organizando una feria que se celebra desde 2007. Sin embargo, el retraso de una semana en la apertura ha provocado que se mantenga abierto fuera de las fechas navideñas seis días más. Esta circunstancia hace temer a los responsables una "semana muy ‘light’" y sin muchos visitantes.

Sin contar esta próxima semana de apertura, los responsables de las atracciones hablan de que han recibido la visita de "muchísima gente". Así, en la pista de patinaje sobre hielo calculaban ayer que habrían pasado unas 17.000 personas a intentar demostrar, con mayor o menor éxito, su pericia sobre las cuchillas. "Este es el año de todos los que llevo trabajando aquí que más gente he visto", señaló uno de los trabajadores. "Estamos más tiempo abiertos y eso se notará", añadió.

Además, este ha sido un año repleto de novedades en la muestra. Entre ellas, una de las más celebradas, si atendemos a las palabras de sus trabajadores, es ‘Snow City’. Este recorrido sobre ruedas por una especie de ciudad dedicada a la Navidad sustituye a la tirolina y ha supuesto todo un acierto. "Yo creo que hay más gente que con la tirolina el año pasado", comentaron sus responsables. Desde esta atracción cifraban en 600 personas las que podían haber acudido en los días de mayor afluencia.

Uno de los clásicos de esta muestra es el tobogán trineo. Aquí no han notado diferencia respecto al año pasado cuando unas 11.500 personas se atrevieron a lanzarse por la empinada cuesta. "Ayer con la cabalgata no tuvimos mucha gente hasta que acabó y tuvimos un repunte", señalaron. Con todo, desde las tres atracciones coincidieron en aventurar que esta última semana de apertura va a ser "floja", con la excepción de las visitas de colegios que tienen concertadas. "Ahora irá ya mal", añadieron.

Entre los puntos más amargos, algunos responsables de los puestos de artesanía y alimentación afirmaron haber tenido peores ventas que en años precedentes. Así, Miguel García, del puesto de utensilios de madera, lamentó que habían sido "más flojas". A pesar de ello, intentaba ser optimista de cara a esta semana:"Esperemos que vaya bien".

Este será ya el único reducto de la Navidad en la capital aragonesa porque desde el Consistorio informaron de que todas las luces navideñas de Zaragoza, incluidas las de la calle de Alfonso I, y el árbol de la plaza de Paraíso se desconectan hoy y se irán desmontando progresivamente. Además, recuerdan que la retirada del árbol y del montaje de Independencia se coordinará con Movilidad y Policía porque será necesario cortar el tráfico por la noche.

Etiquetas
Comentarios