Despliega el menú
Zaragoza

comarca de las cinco villas

Las escuelas rurales: espacio de debate para contribuir a transformar la comunidad

El proyecto implica a varios centros aragoneses y se basa en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU.

Uno de los proyectos celebrados en la escuela de Santa Engracia, barrio rural de Tauste.
Uno de los proyectos celebrados en la escuela de Santa Engracia, barrio rural de Tauste.
N. B.

Reivindicaciones como la necesidad de depurar las aguas residuales, adecuar los pinares que rodean la población, mejorar las comunicaciones y los servicios destinados a los vecinos de mayor edad pero también la preocupación por el futuro cuando están a punto de celebrarse los 50 años de vida. Son algunos de los aspectos que quedan de manifiesto en la radiografía que ha surgido del trabajo de investigación que se ha desarrollado en los últimas semanas en el barrio de Santa Engracia.

Los vecinos de este núcleo perteneciente a Tauste han puesto sobre la mesa las debilidades pero también las fortalezas de vivir en un pueblo pequeño en el diseño del proyecto 'Transformando desde la comunidad', que impulsa la Cátedra de Cooperación para el Desarrollo de la Universidad de Zaragoza con el telón de fondo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

El trabajo de los denominados Rural Labs 2019 cuenta con la colaboración de la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) y está financiado por convenio con la Diputación de Zaragoza.

La coordinadora del proyecto, Patricia Almaguer, profesora del departamento de Psicología y Sociología del Área de Trabajo Social y Servicios Sociales en la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo, explica que tienen dos referencias fundamentales que son motores de desarrollo: la comunidad educativa de los centros de primaria y los laboratorios de innovación social. "Se han elegido cuatro centros educativos que anteriormente habían participado en el proyecto europeo Global Schools y que incorporaron a su diseño curricular la educación para el desarrollo". "Los elegimos –afirma– por su implicación y sensibilización en el tema". La idea era trabajar en el colegio, que es un dinamizador de la comunidad, con los contenidos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, pero desde la comunidad. "Es la manera de que haya un anclaje de lo que se está promoviendo en la escuela. Al final lo que se busca es que haya unos cambios en la comunidad, su transformación", afirma.

Cuatro colegios

El proyecto se abrió el año pasado en el CRA Luis Buñuel de Pinsoro, integrado por centros de Bardenas, El Bayo, El Sabinar, Pinsoro, Rivas, Santa Anastasia y Valareña, y en La Puebla de Alfindén, con el CEIP Reino de Aragón, CEIP Los Albares y el IES La Puebla de Alfindén. Los resultados de la investigación fueron presentados a toda la comunidad en una sesión de cierre de actividades.

Este año, la DPZ ha financiado una segunda fase de los dos programas piloto con el CEIP Santa Engracia, en fase de presentación de conclusiones con propuestas de la comunidad para vincular la reflexión de su fundación hace 50 años y el horizonte de futuro, y el CRAÍnsula Barataria con alumnos de Alcalá de Ebro, Bárboles, Boquiñeni, Cabañas de Ebro y Luceni, que se encuentra en proceso de identificación de actores locales para participar en los talleres. En total, son habitantes de 15 localidades de la provincia de Zaragoza los que se dinamizan a través de su participación en los laboratorios de innovación rural.

Etiquetas
Comentarios