Despliega el menú
Zaragoza

sucesos 

El juez deja en libertad al joven detenido por la pelea mortal del Picarral

El presunto agresor, de 28 años, ha insistido este domingo ante el magistrado de guardia en que solo dio un empujón a V. M. G., de de 53 años, quien falleció 12 horas después en su vivienda de Zaragoza. 

La pelea se produjo sobre las 22.00 del día 22 de diciembre en un andador próximo a la avenida de Salvador Allende de Zaragoza.
La pelea se produjo sobre las 22.00 del día 22 de diciembre en un andador próximo a la avenida de Salvador Allende de Zaragoza.
José Miguel Marco

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, que este domingo se encuentra de guardia, ha decidido dejar en libertad provisional a L. J. R. H., el joven de 28 años al que la Policía Nacional detuvo el pasado viernes por su implicación en la pelea que costó la vida a un vecino del Picarral. Como ya hiciera en sede policial, durante su declaración en el juzgado de guardia, el arrestado ha reconocido que discutió con la víctima pero ha insistido en que solo le dio un empujón. Al final, tras estudiar el atestado policial y valorar las explicaciones del detenido, el magistrado ha considerado conveniente dejar libre al joven, al que defiende el letrado José Cabrejas. En cualquier caso, seguirá investigado como presunto autor de un homicidio imprudente.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional tomó este sábado declaración a L. J. R. H., de 28 años, como presunto autor del traumatismo craneal que causó la muerte de un vecino del Picarral el pasado lunes, 23 de diciembre. El joven y V. M. G., de 53 años, se pelearon la noche anterior en un bar del paseo Alberto Casañal Shakery de Zaragoza, muy cerca de la avenida de Salvador Allende. Alertada de lo sucedido, una patrulla de la Policía Local acudió al lugar de los hechos sobre las 22.00, pero allí solo encontró malherido al varón de más edad, puesto que el otro se había marchado. Casi cinco días después, sabedor de que su oponente había fallecido unas doce horas después de la refriega y de que lo estaban buscando como presunto autor de un delito de homicidio, L. J. R. H. decidió presentarse este viernes en la Jefatura Superior de Policía acompañado de su abogado para dar su versión de los hechos.

Según fuentes oficiales, los investigadores formalizaron la detención de L. J. R. H. como presunto responsable de la muerte del vecino del Picarral y decidieron que pasara la noche en los calabozos de la comisaría del Actur para tomarle declaración este sábado. Al interrogarlo este sábado por la mañana acerca de lo sucedido, este habría contado que se produjo un altercado en el bar Capricho en el que «solo» empujó a la víctima.

Según los testigos, como consecuencia de ese empujón, V. M. G. cayó al suelo y resultó herido. De hecho, la patrulla de la Policía Local que atendió después al lesionado llamó a una ambulancia del 061 para que lo asistieran.Eso sí, cuando llegaron los sanitarios, este rechazó su ayuda y se negó a ser trasladado a un centro hospitalario. Es más, fue un amigo quien luego lo acompañó al piso que estaba compartiendo con otro hombre muy cerca del lugar de los hechos.

Traslado al juzgado de guardia

Fue precisamente el compañero de piso de la víctima quien lo encontró muerto sobre las 10.00 del lunes y dio enseguida aviso al 091.Según la autopsia practicada al cadáver, este presentaba distintas lesiones, pero la causa de la muerte fue un traumatismo craneal. El Grupo de Homicidios ha estado hablando con el entorno del fallecido y con los testigos de la pelea para reconstruir los hechos, lo que parece que les lleva a pensar que V. M. G. sufrió el golpe en la cabeza durante la refriega con el joven y no como consecuencia de una caída posterior.

Por ello, la Policía mantuvo detenido a L. J.R. H. tras su declaración y hoy lo ha puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 7, en funciones de guardia, por un presunto delito de homicidio

Etiquetas
Comentarios