Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

Las grandes capitales analizarán en Zaragoza la nueva movilidad urbana

Un encuentro en enero auspiciado por la DGT estudiará los modelos de uso compartido y su regulación.

Acciona ha desplegado 400 motos compartidas en Zaragoza
Acciona ha desplegado 400 motos compartidas en Zaragoza
I. Muñoz

El Ayuntamiento de Zaragoza, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), acogerá el próximo mes de enero una mesa de trabajo para abordar los retos y la regulación de los nuevos modelos de movilidad. Al encuentro acudirán representantes de las principales ciudades del país –ya han confirmado Madrid y Barcelona, entre otras–, con el objetivo de estudiar fórmulas para articular los diferentes sistemas de alquiler de vehículos compartidos que, de un tiempo a esta parte, han inundado las calles de las grandes urbes.

Ante el bloqueo legislativo y hasta que sea posible aprobar la reforma del Reglamento General de Vehículos, la DGT parece dispuesta a regular la circulación de estos vehículos compartidos, que están suponiendo un reto para los responsables municipales en materia de movilidad. El organismo estatal publicó a principios de mes una instrucción para establecer algunos parámetros sobre el uso de patinetes eléctricos y similares. Entre otras medidas, se eximió a sus usuarios del seguro y del permiso de circulación, así como de llevar casco.

En cambio, estos vehículos tienen vetados los espacios peatonales y se enfrentan a multas de hasta mil euros según el tipo de infracción. En el Ayuntamiento de Zaragoza valoraron «positivamente» estos cambios, aunque consideraron la reforma algo «conservadora», ya que el gobierno municipal PP-Cs sería partidario de obligar a usar el casco y la matrícula.

Uso de la vía pública

Pero la circulación en sí misma no es lo único que preocupa a la DGT y a los ayuntamientos. El uso de la vía pública por parte de empresas que inician una actividad sin apenas control también está encima de la mesa. En este sentido, Zaragoza optó por regular el servicio de patinetes mediante un concurso por el cual solo dos empresas tienen licencia para operar.

Igualmente, el uso de las aceras para aparcar los vehículos es uno de los mayores retos por las molestias que causan a los peatones. La capital aragonesa vetará los próximos días estos espacios a bicis, patinetes y motos en el entorno de la plaza de Los Sitios, una prueba piloto que se podría extender a otros puntos de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios