Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

Detenido un joven de 28 años por la pelea que pudo causar la muerte de un hombre en Zaragoza

La Policía Local llamó a una ambulancia al verlo sangrando tras la reyerta, pero la víctima, de 53 años, no quiso ir al hospital, por lo que no pudieron detectarle el traumatismo craneal que horas después provocó su muerte.

La pelea se produjo sobre las 22.00 del día 22 de diciembre en un andador próximo a la avenida de Salvador Allende de Zaragoza.
La pelea se produjo sobre las 22.00 del día 22 de diciembre en un andador próximo a la avenida de Salvador Allende de Zaragoza.
José Miguel Marco

El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Aragón detuvo a última hora del viernes a un joven de 28 años como presunto autor del traumatismo craneoencefálico que causó la muerte a un vecino del Actur el pasado lunes, 23 de diciembre. El presunto agresor, identificado como L. J. R. H., acudió voluntariamente a comisaría y prestará declaración este sábado ante los investigadores para dar su versión de la pelea que se produjo el domingo en el bar 'El Capricho' de la capital aragonesa.

Homicidios está intentando reconstruir las últimas horas de vida de V. M. G., el vecino del Picarral de 53 años al que el pasado lunes, 23 de diciembre, encontraron muerto en su casa horas después de verse implicado en una pelea, resultar herido y rechazar la ayuda de los sanitarios del 061. La autopsia practicada al cadáver ha revelado que, entre otras lesiones, el fallecido presentaba un grave traumatismo craneoencefálico. De hecho, parece que este fue el principal causante del deceso. Así, lo que los investigadores tratan de aclarar ahora es si estas heridas se produjeron durante la reyerta o en alguna caída posterior.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, los funcionarios del Grupo de Homicidios han podido contactar ya con varios testigos de la pelea, que se habría registrado sobre las 21.55 en un andador ubicado junto a la avenida de Salvador Allende.

Como consecuencia de esta refriega, en la que en principio solo se vieron involucrados la víctima y otro hombre, V. M. G. resultó lesionado. De hecho, ante la gravedad del altercado, alguien llamó a la Policía Local, que rápidamente envió una patrulla al lugar de los hechos.

Acudió una ambulancia del 061

Cuando llegaron los municipales, el segundo implicado en la pelea se había marchado y los testigos solo pudieron realizar una vaga descripción, por lo que fue imposible identificar entonces a L. J. R. H., que como ha informado 'El Periódico de Aragón' se presentó este viernes con su abogado en la Jefatura Superior. Pero el otro hombre permanecía allí sangrando, lo que llevó a los agentes a solicitar una ambulancia de soporte vital básico al 061. Según fuentes próximas a la investigación, cuando llegaron los sanitarios, V. M. G. estaba sentado en una silla de la terraza de un bar de la calle de José Luis Rubio de Francia. El equipo médico estuvo hablando un rato con él, pero este se negó a ser trasladado a un hospital, lo que sin duda hubiera permitido detectar la grave lesión que presentaba en la cabeza y que horas después provocaría su muerte.

Un amigo lo acompañó a casa

Dado el estado en el que se encontraba la víctima y su negativa a ser reconocido en un centro sanitario, un amigo se ofreció a acompañarlo hasta su casa, situada muy cerca del lugar donde se produjo la pelea. La víctima compartía piso con otro hombre, que parece que trató de ayudarle pero tampoco logró convencerle para que acudiera a urgencias.

Según ha podido saber este diario, fue precisamente el compañero de piso de la víctima quien sobre las 10.00 del pasado lunes, día 23, llamó al 091 para comunicar que había encontrado muerto a V. M. G. Según contó este, salió a primera hora a pasear a su perro y al regresar e interesarse por el estado de su compañero se dio cuenta de que había fallecido.

Además de intentar localizar al hombre con el que se peleó la víctima, así como al mayor número posible de testigos, los investigadores del Grupo de Homicidios tratan de averiguar si alguna cámara de seguridad recogió el trayecto de V. M. G. hasta su domicilio. Quieren saber si el traumatismo craneal fue consecuencia directa de los golpes encajados en la refriega o de una caída accidental.

Etiquetas
Comentarios