Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

Detienen a 2 personas por hacerse pasar por padre e hijo para regularizar su situación en Aragón

Un ciudadano español, de origen ghanés, y otro hombre han sido arrestados por falsear su vínculo familiar para conseguir un permiso de residencia en España. Se les acusa de favorecer la inmigración ilegal.

Las solicitudes de asilo desbordan la oficina de Extranjería de Zaragoza
Un grupo de personas hacen fila para ser atendidas en la oficina de Extranjería de Zaragoza

Agentes de la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Zaragoza, ha detenido en los últimos días a 2 personas, por tratar de regularizar falsas situaciones de agrupación familiar. Se trata de un ciudadano español de origen ghanés y de su supuesto hijo, que fueron arrestados tras sospechar que no tenían esta relación familiar entre ellos y que, según han informado fuentes de la Dirección General de Policía, se trataba de una artimaña para conseguir un permiso de residencia en España.

La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Zaragoza, venía investigando una serie de expedientes que se dan curso en la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno de Zaragoza en el que solicitan reagrupaciones familiares a ciudadanos extranjeros cuyo vínculo familiar siempre es el de un padre de origen de ese país pero que ha conseguido la nacionalidad española y otorga el derecho a pedir este tipo de permiso de residencia en nuestro país siendo el beneficiario un supuesto hijo entre 18 y 20 años que todavía residía en el extranjero.

Sin embargo, el hecho de que los solicitantes de este permiso por reagrupación familiar era personas que aparentaban más edad de la que se decía en el pasaporte que presentaban suscitó las sospechas de los agentes. Además, siempre manifestaban haber entrado en patera por la ruta Libia – Italia, habiéndose hecho posteriormente el pasaporte en la embajada.

La entrevista con el padre español y posteriormente sobre el supuesto hijo determinaron que se trataba de una estrategia para regularizar su situación, han explicado fuentes policiales. La artimaña consistía en utilizar un pasaporte confeccionado a la medida de la filiación del padre, y obtenido a raíz de una partida de nacimiento legal pero falsa al suponerse la intervención de personas que no la han tenido.

Tras las investigaciones llevadas a cabo, tanto el ciudadano español de origen ghanés como el supuesto hijo, fueron informados de sus derechos por falsedad documental y un delito contra los ciudadanos extranjeros por favorecimiento a la inmigración irregular.

Este tipo de intervenciones pretenden evitar las diferentes vías que los delincuentes utilizan para conseguir autorizaciones de residencia aportando la documentación que exige la Ley, documentación obtenida fraudulentamente pero auténtica, y aparentando vínculos familiares que en realidad son falsos.

Etiquetas
Comentarios