Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

Dos policías nacionales de Zaragoza salvan la vida a un compañero

Dos agentes vieron cómo un tercero caía desplomado e inconsciente mientras hacía deporte y tuvieron que reanimarlo en varias ocasiones de una parada cardiorespiratoria. 

Algunos miembros de la Policía Nacional durante el acto institucional el pasado octubre en la plaza del Pilar.
Algunos miembros de la Policía Nacional durante el acto institucional el pasado octubre en la plaza del Pilar.
Guillermo Mestre

Dos miembros de la Policía Nacional fuera de servicio salvaron el pasado día 11 la vida a un compañero que practicaba deporte y cayó inconsciente al suelo. Según relatan fuentes del sindicato policial Jupol, los agentes se encontraban en un gimnasio de Zaragoza cuando sobre las 19.20, Óscar D. L. F. D, que estaba pedaleando en una bicicleta estática, cayó de repente desplomado al suelo y quedó inconsciente.

Rápidamente, los otros dos policías acudieron al auxilio de su compañero Óscar y observaron cómo éste presentaba un estado de rigidez absoluta y mantenía la boca cerrada. Para tratar de garantizar la entrada de aire, dichos funcionarios utilizaron una cuchara y luxando la mandíbula de Óscar, consiguieron abrir su boca. Igualmente pusieron a la víctima en posición lateral de seguridad, mientras requerían telefónicamente asistencia sanitaria a través del 080 y 112. 

Posteriormente, se percataron de que perdía la rigidez mencionada y entraba en parada cardiorespiratoria, carecía de pulso y sin reacción pupilar. En ese momento decidieron realizarle un masaje cardiaco, con el que restablecieron el pulso hasta en dos ocasiones. Transcurridos aproximadamente unos 15 minutos, se personó en el lugar la Unidad Sanitaria Móvil de Bomberos y una UVI móvil del 061, que trasladaron a Óscar en la ambulancia al Hospital Miguel Servet.

Los servicios sanitarios comunicaron a los dos policías que gracias a su rápida y decidida intervención, no solo habían conseguido estabilizar al paciente, sino que gracias a las maniobras efectuadas lo mantuvieron con vida.

La intervención de estos dos policías A. A. C. destinados en Zaragoza en la U.P.R (Unidad de Prevención y Reacción), y de R. V. G. de la U.I.P (Unidad de Intervención Policial) fue fundamental y determinante para garantizar la vida de Óscar, quien -además- había sido padre tres días antes de este suceso. El agente se encuentra destinado en Madrid, en la Unidad de Escoltas.

El sindicato Jupol mostró ayer su orgullo por el servicio humanitario realizado por estos dos policías los cuales junto al agente convaleciente pertenecen a esta agrupación, felicitarles por tal heroicidad al salvar la vida de una persona. Deseamos la pronta recuperación de nuestro compañero Óscar y el regreso al trabajo en compañía de todos nosotros.

Etiquetas
Comentarios