Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

La izquierda abandona el salón de plenos tras un bronco debate sobre la línea 2 del tranvía

Los concejales de PSOE, ZEC y Podemos-Equo han abandonado sus asientos durante el discurso del alcalde, Jorge Azcón. 

La bancada de la oposición del Ayuntamiento de Zaragoza, vacía.
La bancada de la oposición del Ayuntamiento de Zaragoza, vacía.
HA

Los tres grupos municipales de la izquierda han abandonado este viernes sus asientos en el salón de plenos cuando se estaba produciendo un agitado debate sobre la viabilidad de la línea 2 del tranvía. Los concejales de PSOE, ZEC y Podemos-Equo han decidido marcharse de la sala durante el discurso final del alcalde, Jorge Azcón, en concreto cuando acusaba a la portavoz socialista, Pilar Alegría, de "no tener ni idea" del Ayuntamiento de Zaragoza. Alegría ha interrumpido las palabras del alcalde para criticar que estuviese haciendo "abuso" de su intervención para tacharla de "ignorante". 

La oposición ya se había quejado en la última junta de portavoces de la actitud recurrente de Azcón de utilizar su derecho a cerrar los debates para arremeter contra ellos sin ofrecer posibilidad de réplica. Según los partidos de izquierdas, se trataba de una actitud "autoritaria" por parte del alcalde. 

El conflicto ha tenido lugar cuando se debatían de manera conjunta las mociones presentadas por el PSOE y ZEC para pedir explicaciones al gobierno PP-Cs por haber dado carpetazo de los estudios de la línea 2 del tranvía. Tanto estos dos partidos como Podemos-Equo se han mostrado de acuerdo a la hora de señalar la importancia que el proyecto desechado habría tenido para incrementar la calidad de vida de los vecinos del eje este-oeste y para la lucha contra la emergencia climática. 

Alegría ha pedido al gobierno "humildad" para reconocer que el tranvía fue un proyecto "absolutamente satisfactorio". "La derecha nos tiene acostumbrados a desechar aquellos proyectos que no son suyos", ha señalado. 

El portavoz de ZEC, Pedro Santisteve, ha criticado a PP-Cs por dar "una nueva bofetada" a barrios como Delicias, Las Fuentes o San José y privarles de "una forma de rejuvenecimiento y modernización". Además, ha recordado que con la línea 1 se redujo un 30% la contaminación del centro de la ciudad. 

La concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, ha apelado durante su intervención a la "inviabilidad económica" de instalar la segunda línea del tranvía, que supondría una inversión de 234 millones de euros. "Nosotros no vamos a seguir engañando a la ciudad", ha sentenciado. 

No obstante, ha sido durante el discurso del alcalde cuando el tono se ha elevado. Una vez finalizado el debate de los grupos, Azcón ha lanzado críticas contra Alegría y Santisteve. Ha acusado al portavoz de los comunes de desconocer que el Ayuntamiento no tiene capacidad de endeudamiento: "Es un drama que no se haya enterado después de cuatro años", ha criticado el mandatario a su antecesor en el cargo. Con acusaciones similares se ha referido a la portavoz socialista, a la que ha acusado de "no tener ni idea del Ayuntamiento de Zaragoza" y de seguir "el discurso que le mandan" desde la bancada de la izquierda.

Los grupos de izquierdas ya habían hablado de que se levantarían en el pleno si Azcón volvía a "abusar" de su prerrogativa de cerrar los debates. Y lo han hecho. Ante esto y mientras los ediles se retiraban, Jorge Azcón ha acusado a la izquierda de haberse "retratado" por levantarse "cuando no le gustan los debates". "Es muy democrático y muy europeo", ha ironizado. 

Después del debate, los grupos han expresado su protesta. Pilar Alegría ha considerado "insultos" las palabras del alcalde, que "debería ser más respetuoso con las formas". "Es inaceptable que tengamos que aguantar por parte del alcalde cómo ha despreciado a mi persona y a mis opiniones, tratándome de ignorante y diciéndome que no tenía personalidad", ha sentenciado.

Desde los comunes, la concejal Luisa Broto también ha reprochado tras marcharse la actitud "autoritaria" del alcalde. "Nos quita la voz y no permite alusiones". El portavoz de Podemos-Equo, Fernando Rivarés, ha acusado al alcalde de hacer "oídos sordos" a las quejas que la oposición vertió durante la junta de portavoces y ha considerado su actitud "una falta de respeto a los grupos de la oposición" y un "abuso de autoridad". 

Junta extraordinaria

Los enfrentamientos no se limitarán solo a este viernes y el grupo socialista ya anunciado que los tres partidos de izquierda del Ayuntamiento de Zaragoza solicitarán el próximo lunes, 23 de diciembre, que se convoque por las palabras del alcalde, Jorge Azcón, una junta de portavoces extraordinaria.

Los grupos de la oposición han recordado que al regidor le corresponde, como presidente del pleno, actuar de mediador durante el transcurso de los mismos, según se recoge en el artículo 83 del reglamento. Concretamente, este punto reza que el presidente debe "dirigir y mantener el orden de los debates" con el objetivo de "garantizar la libre y completa emisión de sus opiniones a todos los miembros del Ayuntamiento". Desde el PSOE critican que esto no se ha cumplido al apagar Azcón el micro de la portavoz Pilar Alegría cuando trataba de interrumpir su discurso para recriminarle sus palabras. 

Las reglas del debate, recogidas en el artículo 90 del reglamento, indican asimismo que "solo podrá hacerse uso de la palabra previa autorización del presidente". 

Etiquetas
Comentarios