Despliega el menú
Zaragoza

memoria histórica

Luz verde a la comisión que decidirá el cambio de nombres del callejero de Zaragoza

El grupo de trabajo, formado por todos los partidos, resolverá las modificaciones relativas a la memoria histórica.

Plaza Miguel Merino, Auditorio Jueves Lardero / 04-02-2016 / FOTO: GUILLERMO MESTRE
El anterior gobierno de ZEC intentó cambiar el nombre de la plaza de Miguel Merino.
Guillermo Mestre

El Gobierno de Zaragoza tiene previsto aprobar este martes la creación del grupo de trabajo que se encargará de acordar los cambios de nombres en el callejero de la ciudad vinculados a la memoria histórica. Esta comisión estará formada por representantes de todos los grupos municipales, que tendrán voto ponderado para respetar la representatividad del pleno. Además, podrán asistir técnicos y expertos para aportar sus conocimientos en aquellas decisiones que sea necesario.

Es la respuesta de la coalición PP-Cs y sus socios de Vox a la polémica surgida en la recta final de la pasada corporación, cuando el anterior alcalde, Pedro Santisteve (ZEC), aprobó el cambio de denominación de la plaza de Miguel Merino y de otras siete calles de la ciudad en virtud de la ley de Memoria Histórica. La decisión fue criticada por no contar con consenso y, en algunos casos, por falta de rigor.

Con el cambio de gobierno municipal tras las elecciones de mayo, PP y Ciudadanos revocaron la medida de Santisteve y anunciaron la puesta en marcha de un grupo de trabajo «con rigor técnico e histórico» para evitar cambios «de forma unilateral», según explicó en su momento la vicealcaldesa y concejal de Cultura, Sara Fernández.

En el pleno municipal del pasado 31 de julio, Vox presentó una enmienda –que fue aprobada tras aceptar una transacción del PP– en la que solicitó la puesta en marcha de dicha comisión. Ahora se da luz verde al nuevo órgano, que será presidido por Fernández y que contará además con vocales del resto de formaciones políticas. El grupo de trabajo «tendrá por objeto el estudio y elaboración de propuestas, para la asignación o modificación del viario y espacios públicos, así como todas aquellas cuestiones que considere en relación con la memoria histórica», según detalla el acuerdo.

El grupo de trabajo se reunirá con carácter ordinario cada cuatro meses, aunque la presidenta podrá convocarlo con carácter extraordinario con una antelación mínima de 48 horas. El funcionamiento de la comisión permitirá la asistencia, con voz pero sin voto, de «técnicos municipales y aquellos expertos que se determinen».

El precedente de 2008

Con esta medida se trata de buscar el alto grado de acuerdo en este tipo de decisiones que ya se alcanzó en el pasado. En concreto, en 2008 el Ayuntamiento de Zaragoza modificó la denominación de 43 calles y plazas de la ciudad para acomodarlas a la ley de Memoria Histórica. Entonces se retiraron las denominaciones de General Sueiro, Capitán Portolés, Comandante Santa Pau o Felisa Sotera, entre otros, y el cambio se aprobó con el consenso de todos los grupos.

Entre los viales todavía vigentes que en los últimos meses se han puesto encima de la mesa por parte de formaciones políticas de una y otra ideología están las de Ernesto Che Guevara, Miguel Merino, Emmeline Pankhurst, Escrivá de Balaguer, Mariano Horno o Gómez Laguna.

Etiquetas
Comentarios