Despliega el menú
Zaragoza

Navidad

El árbol de Navidad de 20 metros ilumina ya la plaza de Paraíso de Zaragoza

El encendido se produjo este domingo a las 18.00 ante la mirada de multitud de zaragozanos.

Encendido del árbol navideño en la plaza de Paraíso de Zaragoza

Con un “Oh” general y un aplauso ha sido recibido el encendido del nuevo árbol de la plaza de Paraíso. La estructura, de 20 metros de altura y construida en un tiempo récord, ha alumbrado el centro de la ciudad con sus nodos de colores rojo, verde y amarillo en la que ya es la gran atracción de la nueva iluminación navideña de este año.

Minutos antes del encendido, decenas de personas se agolpaban en las aceras de la plaza de Paraíso aguardando el gran momento, con los móviles preparados para no perder detalle. De hecho, la Policía Local ha tenido que regular el tráfico y controlar que no se produjera ningún percance. Tras el fiasco del encendido navideño de la calle de Alfonso I, que falló hasta ocho veces por una intromisión informática, en esta ocasión se ha optado por un sistema manual. No hubo incidencias.

"Hoy con botón no fallamos. No hay nada como un botón", ha bromeado el alcalde, Jorge Azcón al llegar. Junto a él estaban el arquitecto Sergio Sebastián, autor del diseño del árbol, y la vicealcaldesa, Sara Fernández, así como representantes del PSOE y de Vox. “Es un árbol como procede al centro de la ciudad, de las dimensiones adecuadas. Ha llegado más tarde de lo que lo que nos hubiera gustado, pero tiene la vistosidad que una ciudad como esta merece. Y no hay más que ver la expectación que ha creado”, ha dicho el alcalde. 

El árbol es una estructura cónica de 20 metros de altura construida con acero galvanizado que incorpora una iluminación dinámica de luces rojas, verdes, amarillas y blancas. Está coronado por una gran bola blanca. Su inspiración es el sistema neuronal de Santiago Ramón y Cajal, aunque de lejos se asemeja a un árbol tradicional.

"Es un árbol muy dinámico, que se mueve con impulsos nerviosos", ha dicho el arquitecto Sergio Sebastián, que ha subrayado el "esfuerzo titánico" que ha sido necesario para su construcción.  "Es un elemento referencial, un icono, en un punto muy singular de nuestra ciudad. Es un nuevo faro", ha dicho. Y ha avisado de que en el futuro este árbol puede crecer. "Vamos a incorporar tambores en los niveles inferiores para que se pueda atravesar", ha dicho.

El montaje, que se completó por secciones desde el suelo hasta la copa con la ayuda de una gran grúa, comenzó a las 0.00 del sábado y estuvo listo antes de la puesta en servicio del tranvía. Cuenta con tres contrapesos de 1.500 kilos para garantizar su estabilidad y es permeable al viento. Su coste ronda los 63.000 euros más IVA.

Eso sí, no es accesible al público y se ha colocado un vallado perimetral para garantizar la seguridad, dado que está justo al lado de las vías del tranvía. El árbol sustituye a uno de ocho metros de altura que se instalaba todos los años en el mismo punto y que en esta ocasión decorará la plaza de las Canteras, en Torreo.

Su construcción no ha sido fácil. "Ha sido muy compleja por el poco plazo de tiempo que teníamos y la complejidad técnica de tener que entrelazar todas las plantas, que están interconexionadas entre sí”, ha explicado Ramón Zapata, de la empresa cordobesa Iluminaciones Ximénez, que se ha encargado de la construcción y montaje.

Esta compañía ha elaborado iluminaciones de 600 ciudades en el mundo y el año pasado llegamos al fina trabajar en los 5 continentes. Entre sus obras de este año, destaca un árbol de grandes dimensiones animado por pixeles en la plaza Duomo de Milán.

Con la instalación de este árbol se completa la iluminación navideña de este año, que tras la llegada del gobierno PP-Cs ha visto cuadruplicado su presupuesto, que ha pasado de 100.000 a 400.000 euros. Además de este árbol de grandes dimensiones, se ha colocado un toldo de luz en la calle de Alfonso I y se han decorado los árboles de la calle de Don Jaime I.

Etiquetas
Comentarios