Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

El presupuesto se aprueba este viernes lastrado por la baja inversión y el aumento del gasto corriente

Los fondos para obras caen a 49 millones, casi un 30% menos que lo previsto en las cuentas de 2018. Se disparan las partidas para personal y contratas y la nueva deuda, 32 millones, irá a pagar sentencias.

PENO EN EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA / 31/10/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
La vicealcaldesa, Sara Fernández (Cs), Jorge Azcón y la concejal de Hacienda, María Navarro.
Oliver Duch

El primer presupuesto de la coalición PP-Cs, que definirá el programa económico de 2020, no dará para muchas alegrías. El fuerte incremento del gasto corriente y de personal, así como la necesidad de pagar las sentencias judiciales, va a lastrar el próximo ejercicio. Pero la peor parada será la inversión, que se queda en 49 millones de euros, casi un 30% menos que lo presupuestado en 2018. Este fue el último año en el que se aprobaron las cuentas, que han estado prorrogadas durante 2019.

El gobierno local dará luz verde este viernes a la tramitación del presupuesto, que  prevé gastos por 801,2 millones de euros. Los márgenes con los que se ha redactado han sido estrechos, porque las cuentas deben empezar a absorber el agujero de 103 millones en infradotaciones de servicios, sentencias judiciales y revisiones de precios, tal y como detectó una auditoría de Intervención en septiembre. Además, las cuentas han tenido que asumir la bajada fiscal, dado que la recaudación de los impuestos directos cae 9 millones, un 3,09%.

Los 801,2 millones suponen 48 más que en 2018 y 27 más que el proyecto de presupuestos que presentó ZEC en 2019 y que no se llegó a aprobar. No obstante, este aumento en el volumen de gasto no supone que las cuentas vayan a ser expansivas, dado que el incremento está vinculado en parte a uno de los aspectos que marca la propuesta de PP-Cs: la deuda vinculada a la abultada cantidad de sentencias judiciales.

Esta circunstancia obliga a contraer préstamos bancarios a través del Fondo de Impulso Económico (FIE) por 32 millones para resolver ese lastre. En 2018, los 24,8 millones que se incluyeron de financiación bancaria eran para hacer inversiones. Pese a todo, la deuda bajará, dado que se ha previsto amortizar casi 43 millones en créditos, además de abonar 17 en intereses.

12 millones más en nóminas

Pero además de las sentencias, el presupuesto está muy condicionado por el aumento del gasto corriente, tanto en personal como en el pago de los servicios públicos. El caso del Área de Personal es llamativo. Se han presupuestado 255 millones de euros, 20 millones más que en 2018 y unos 12 por encima del presupuesto prorrogado de este año. La subida salarial del 2,25% del próximo ejercicio y las nuevas plazas de policías y bomberos son la causa.

Pero también está el notable aumento que van a experimentar los gastos en servicios públicos. El Área de Hacienda quiere solventar las infradotaciones que han arrastrado algunas contratas este año, lo que obligará a reforzar las partidas. En global, fuentes consultadas indicaron que el capítulo 2 del presupuesto subirá unos 46 millones de euros, hasta los 345. Un ejemplo es el servicio de parques, que pasará de 14 a 19 millones.

Esto ha limitado notablemente la inversión, la gran damnificada del proyecto presupuestario de PP y Cs. Los capítulos inversores suman entre 49 y 50 millones de euros, una cifra baja si se revisa la secuencia histórica. Para encontrar una cuantía inferior de inversión en el presupuesto hay que remontarse a 2016, cuando ZEC solo previó 31,5 millones. No obstante, hay que tener en cuenta que el anterior gobierno presupuestó 69,1 millones de euros en 2018, pero solo ejecutó 24.

Las inversiones serán limitadas, aunque dan salida a una de las reivindicaciones del alcalde, Jorge Azcón, cuando estaba en la oposición: la mejora del escenario urbano. Desde Infraestructuras se impulsará una operación asfalto de dos millones de euros, con escasos precedentes en la etapa reciente de la ciudad. Por otro lado, se va a incrementar la partida de conservación de las infraestructuras de 3 a 5 millones de euros, con el objetivo de reforzar la reparación de aceras.

Tenor Fleta

El recorte inversor afectará sobre todo a Urbanismo, que será una de las áreas que más sufra. No obstante, podrá mantener una obra de cierto relieve: la prolongación de la avenida de Tenor Fleta, un proyecto que ha estado en los presupuestos de los últimos años sin ejecutarse nunca. Ahora ya tiene proyecto redactado y contará con una partida de 1,8 millones.

Por otro lado, el gobierno PP-Cs ya tiene casi listo el proyecto de un tramo de unos 500 metros de la avenida de Cataluña, entre el Z-30 y la línea del ferrocarril. Esta actuación acompañará a la que está impulsando el Ministerio de Fomento en el puente sobre el Gállego, el único que no está cedido al Consistorio. El gobierno reserva cuatro millones en un plurianual, de los que 600.000 se ejecutarán en 2020 y 400.000 en 2021. Para 2021 y 2022 se prevén tres millones más.

Etiquetas
Comentarios