Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Atención conductores: dos nuevos radares en Zaragoza

La Policía Local ha instalado dos nuevos radares en la capital aragonesa: uno se levanta en Gómez Laguna (enfrente de La Floresta) y el segundo en la avenida Ciudad de Soria. Aún no están en funcionamiento.

Radar instalado en la avenida Ciudad de Soria, enfrente de la estación de Delicias, en Zaragoza
Radar instalado en la avenida Ciudad de Soria, enfrente de la estación de Delicias, en Zaragoza
ARANZAZU NAVARRO

Los conductores que circulan por Zaragoza van a encontrar en breve activos dos nuevos radares de control de velocidad, que se unen a la nómina de aparatos que ya están en funcionamiento. En este caso, son dos radares fijos, que todavía no han empezado a tomar imágenes para multar, pero que ya se dejan ver. Están instalados en las avenidas Gómez Laguna, a la altura de La Floresta, y Ciudad de Soria, frente a la estación intermodal de Delicias.

Las máquinas son de última tecnología y están ubicadas en dos áreas donde los conductores aprietan el acelerador, pese a estar limitada la velocidad a 50 kilómetros por  hora,  y se registra un mayor número de accidentes. Los aparatos serán capaces de detectar los excesos que se producen en un mismo momento en todos los carriles, tanto de entrada a la capital como de salida, en dirección a la autopista.

Radar instalado en la avenida Gómez Laguna, frente a La Floresta en Zaragoza
Radar instalado en la avenida Gómez Laguna, frente a La Floresta en Zaragoza, en una imagen tomada este miércoles, 11 de diciembre. Todavía no está operativo. 
HA

Y son similares a los cinemómetros que ya están colocados en otros espacios de la ciudad, como en el Tercer Cinturón de Zaragoza (Z-30), con una precisión que permiten identificar sin problemas al infractor y el carril por el que circula. A diferencia del resto de radares fijos que 'salpican' la Z-30 o Z-40, los nuevos dispositivos diseñados para medir en tiempo real la velocidad de un autómovil no están a ras de suelo, sino que está instalado sobre un poste que se eleva entre dos a tres metros. 

Se hace así para evitar acciones vandálicas, pero ello puede hacer que la máquina pase desapercibida para los conductores, al confundirse entre las farolas y las copas de los árboles alineados en la acera. Con su presencia, la Policía Local de Zaragoza espera que sirva para que los miles de usuarios que a diario pasan por estos dos puntos de la ciudad extremen la precaución y levanten el pie del acelerador.

Etiquetas
Comentarios