Despliega el menú
Zaragoza

movilidad

Zaragoza, una de las tres mejores ciudades de España para ir en bici

El Barómetro de la Bicicleta en España de 2019 sitúa a la capital aragonesa como segunda mejor urbe para pedalear, por detrás de Sevilla y por delante de Valencia.

CARRIL BICI GRAN VIA FERNANDO EL CATOLICO / 20-10-2017 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Carril bici de Gran Vía y Fernando el Católico, que surgió tras la implantación del tranvía.
Guillermo Mestre | 

El esfuerzo realizado por dotar a Zaragoza de más y más kilómetros de carril bici (hasta 140) y el hecho de que sea una ciudad eminentemente llana hace que la capital del Ebro sea una de las ciudades preferidas para circular en bicicleta. Según el Barómetro de la Bicicleta en España 2019, el mayor estudio a nivel estatal sobre este medio de transporte que se realiza cada dos años, Sevilla, Zaragoza y Valencia son las mejores ciudades para circular en bici.

Dice el estudio, que se ha presentado con la participación del Director General de la DGT, Pere Navarro, que en las grandes ciudades existe bastante consenso respecto las ventajas de la bicicleta. Madrid y Barcelona es donde resulta más incómodo, pero también dónde más se percibe que su uso ahorra tiempo. En este sentido, más de la mitad de los entrevistados creen que la reducción de la contaminación ambiental en las ciudades debe pasar por el aumento del uso de la bici.

Cuando se realiza un análisis geográfico sobre el uso de la bicicleta, se observa que en Sevilla (59,7%), Zaragoza (58,1%) y Valencia (55,77%) se aprecia una ligera mayor proporción de usuarios de la bicicleta que en las dos grandes ciudades españolas: Barcelona (51%) y Madrid (47%).  Aunque el barómetro no ahonda en los motivos por los que los ciudadanos consideran Zaragoza una de las mejores ciudades para circular (y también obvia los inconvenientes cuando sopla el cierzo), sí parece claro que la extensión de los carriles bici han fomentado el auge de las dos ruedas. 

Zaragoza es la segunda ciudad con más kilómetros de carril bici. Casi 140 kilómetros que se extienden por buena parte de la ciudad, pero de forma un tanto desordenada (hay vías ciclistas de todo tipo y condición) y, en ocasiones, con un trazado interrumpido. Falta continuidad en la malla ciclista, y los usuarios también echan en falta carriles bici importantes en barrios que se encuentran aislados, como La Almozara y Torrero. 

La construcción de estos espacios para bicicletas (que ahora también lo son para patinetes) se ha detenido, después de que el gobierno municipal frustrara la ejecución de varios proyectos aprobados en los presupuestos participativos, con carriles bici para Cesáreo Alierta, Pablo Ruiz Picasso, Camino del Pilón, Fray Julián Garcés y Alonso V-Asalto. Los colectivos ciclistas temen que las partidas del próximo presupuesto para estas inversiones sean mínimas.

La Expo de 2008 supuso la explosión de este fenómeno con varios ingredientes: el sistema Bizi de alquiler de bicicletas y una enorme inversión en vías ciclistas que facilitó la circulación por la ciudad. La irrupción de la bicicleta llegó con entusiasmo por parte de los usuarios pero también con polémica. Tanto que en 2014 el asunto llegó hasta el Tribunal Supremo, con una sentencia que anulaba parte de la ordenanza municipal, especialmente en la parte que permitía la circulación de estos vehículos por las aceras.

Con el uso de la bicicleta privada ya consolidado, y tras la entrada en la ciudad de las empresas de movilidad compartida (ya hay dos), las dudas se centran ahora en el servicio Bizi. Su extensión quedó frustrada (también en los tribunales) y hay dudas sobre su continuidad en la ciudad. El contrato termina en 2023, y para entonces el equipo de gobierno deberá decidir si mantiene este proyecto o si lo retira para dejar espacio libre a las empresas de movilidad compartida, que no necesitan terminales para anclar sus vehículos. 

El barómetro de la bicicleta refleja que aumenta el uso de bicicletas entre las mujeres
Etiquetas
Comentarios