Despliega el menú
Zaragoza

dni

El equipo móvil ha expedido este año 5.379 documentos de identidad en Zaragoza

Este servicio, que atiende a las personas que no pueden ir a una dependencia policial, tramitó 1.000 DNI menos que en 2018.

Filas para renovar el DNI o el pasaporte en la oficina del paseo de Teruel.
Filas para renovar el DNI o el pasaporte en la oficina del paseo de Teruel.
Heraldo.es

A la hora de que la gente se saque el DNI o lo renueve, lo normal es acudir a la dependencia de la Policía Nacional correspondiente, superar los diversos trámites y salir de allí con el nuevo documento identificativo. Pero, ¿y las personas que no pueden desplazarse por estar impedidas en sus domicilios o las que viven en pueblos lejanos y les resulta complicado acudir a las oficinas? Ahí es donde entra en acción la unidad móvil del DNI. Esta se encarga de acudir a distintos sitios, desde cárceles hasta residencias pasando por viviendas de personas con problemas de movilidad, para facilitar esta labor.

En Zaragoza, este servicio móvil se ha encargado de expedir 5.379 documentos de identidad en lo que va de año, lo que supone 1.000 menos que en el ejercicio anterior. Su labor fundamental es "atender a la gente que no puede venir a la oficina", señala José Antonio R., jefe de este equipo.

Entre sus destinos más frecuentes se encuentran Caspe, La Almunia, Ejea de los Caballeros o Tarazona. En la Comarca de las Cinco Villas tienen una unidad propia y es el lugar donde más documentos de identidad se elaboran dentro de la cifra total, 2.255. Además, allí también se trabajan pasaportes y en 2019 han hecho 437. "Este viaje lo tenemos hasta tres veces por semana", comenta Manuel S., uno de los agentes de esta unidad.

El procedimiento para acceder a este servicio es simple y consiste en rellenar unos formularios en los que se explica la situación y se justifica que sea necesario que la unidad móvil del DNI acuda. "Por ejemplo, si es una residencia, ese papel lo tendría que cumplimentar la trabajadora social", precisa José Antonio R. También se puede pedir de manera particular y los miembros del equipo se desplazan de propio al lugar.

En el caso de los pueblos, antes de acudir se avisa con bastante antelación de su llegada para que los interesados puedan preparar las fotos y todo lo que sea necesario. "Se queda con los ayuntamientos para que habilite el lugar en el que trabajar y a través de un bando o lo que sea lo haga saber", asevera el jefe del servicio.

El proceso que sigue este equipo cuando llega al municipio que reclama su servicio es el mismo que en una oficina normal. "Nos llevamos un portátil y un escáner y allí cogemos las huellas y la firma y cobramos la tasa oficial", afirma Manuel S. La única diferencia respecto al método tradicional es que los solicitantes no se llevan el DNI en el momento. "Lo hacemos en dos veces porque el aparato que fabrica los documentos no lo podemos trasladar", comenta.

Así, se recogen los datos en una primera visita y posteriormente, en una semana más o menos, se vuelve al lugar para hacer entrega del DNI. "En ocasiones, puede venir un familiar a recogerlo, pero si es a un pueblo entero, entonces volvemos a repartirlo", añade el responsable de la unidad, mientras muestra un taco de unos cuarenta DNI que hicieron en su última visita a Tarazona y que están pendientes de entrega.

Para este trabajo no están solos, tienen otros dos compañeros en la unidad, además de un quinto que se encarga de fabricar los documentos una vez se ha recogido la información: "Cuatro salimos a la carretera y otro se queda fabricándolos".

Para José Antonio R. y Manuel S. lo más importante es que la gente sepa que existe este servicio, "el gran desconocido". "A veces nos viene un familiar que ha traído a la persona mayor como ha podido y se sorprende mucho cuando le comentamos que existe esa posibilidad y que la próxima vez nos lo haga saber", lamenta el responsable de la unidad.

Etiquetas
Comentarios