Zaragoza
Suscríbete por 1€

barrios de zaragoza

El Picarral pone el broche final a la celebración de medio siglo de lucha vecinal

En los últimos días se han presentado un documental y un libro que repasan la historia de este barrio que sigue reivindicando la construcción de equipamientos para niños y jóvenes.

El Picarral pone el broche final a la celebración de medio siglo de lucha vecinal
El Picarral pone el broche final a la celebración de medio siglo de lucha vecinal
Heraldo.es

Desde el pasado mes de mayo, el barrio del Picarral vive en una continua celebración con motivo del 50 aniversario de la fundación de su asociación de vecinos. Unos actos que culminarán el próximo 20 de diciembre con la entrega del premios del XXXVI Certamen Literario del Picarral, pero que ya van llegando a su fin.

El pasado viernes, la sede del colectivo vecinal acogió el estreno del documental ‘50 años AVV Picarral’ y una mesa debate bajo el título ‘Historia viva del barrio, hacia dónde vamos’.

El miércoles fue el turno del acto más institucional, en el que se presentó el libro de imágenes retrospectivas ‘Picarral’ y se hizo entrega de unas distinciones a todos los presidentes que ha tenido la Asociación en estos 50 años de trayectoria por su “entrega, dedicación y esfuerzo” para conseguir un Picarral más habitable, solidario y social.

La asociación aprovechó también para hacer un repaso a los hitos más reseñables conseguidos a lo largo del último medio siglo, y para reivindicar la construcción de equipamientos con los que seguir mejorando la calidad de vida de sus vecinos.

Conseguimos que hubiera escuelas, institutos, hogares jubilados… pero no hay nada para la infancia y la juventud”, lamenta Juan José Jordá, portavoz de la Asociación de Vecinos Picarral-Salvador Allende. De hecho, la construcción de estas instalaciones han sido motivo de movilizaciones por parte de los vecinos en más de una ocasión. Y es que, pese a que el proyecto de las instalaciones existe desde el año 2009, ninguna corporación municipal le ha dado impulso definitivo. Y parece que el proyecto tendrá que seguir esperando, ya que la modificación presupuestaria anunciada el pasado mes de septiembre suprimió una partida de 100.000 euros destinada para el centro de infancia y juventud.

“Conseguimos que hubiera escuelas, institutos, hogares jubilados… pero no hay nada para la infancia y la juventud”

“A nivel cultural, el Ayuntamiento nunca ha invertido ni un céntimo en el barrio”, considera Jordá, que cree que el futuro de esta zona de la ciudad pasa por la construcción de vivienda nueva para fijar población en espacios como la antigua factoría de Aceralia. “Nuestro planteamiento es crear vivienda para jóvenes ahí para que no tengan que salir del barrio. Aquí no hay vivienda y los que tienen un cierto poder adquisitivo se van, y el barrio envejece”, explican desde el colectivo.

No obstante, dar una salida a estos suelos de 158.626 metros cuadrados no se antoja sencillo, ya que el asunto lleva cerca de dos décadas atascado por conflictos judiciales. “Hay que trabajar para que se pongan de acuerdo todas las partes y se desbloquee el tema, que ya lleva encallado cerca de 20 años”, apunta Jordá.

Otro de los problemas que señalan desde la asociación es que el parque de viviendas del Picarral es muy antiguo, y necesitaría de un plan de rehabilitación con el que poder adaptar inmuebles a las necesidades de sus habitantes. “Hay gente que vino al barrio con 28 o 38 años, pero ahora ya tienen 70. Hay muchos edificios sin ascensor y algunas personas no pueden salir de sus casas”, cuenta Jordá, que también echa en falta más comercio de proximidad en la zona.

Cincuenta fructíferos años

A lo largo de los últimos cincuenta años, la asociación ha celebrado triunfos como la salida del barrio de las fábricas más contaminantes o la consecución de un centro de salud en sus calles. Antes de que hubiera, los residentes del Picarral tenían que andar grandes distancias para acudir al ambulatorio. “Teníamos que cruzar el Ebro para ir a los consultorios médicos de la calle Don Jaime”, recuerda Jordá.

Las primeras viviendas del Picarral se fueron construyendo en torno a la próspera industria instalada en esta parte de la margen izquierda. En sus orígenes era una especie de ‘ciudad dormitorio’ alejada del centro, al que sus vecinos solo acudían puntualmente. “De hecho, cuando íbamos al centro decíamos: ‘¡Vámonos a Zaragoza!’”, bromea el portavoz.

“Teníamos que cruzar el Ebro para ir a los consultorios médicos de la calle Don Jaime”

Jordá también recuerda que en la década de los 80 era habitual que los tanques pasaran por las calles del barrio para llegar hasta San Gregorio, una situación a la que se le pudo poner fin gracias a la lucha vecinal. “Cuando pasaban temblaban las estanterías y hasta se caía la vajilla al suelo”, rememora Jordá.

En la actualidad, la asociación también trabaja en ámbitos como la integración y el fomento del empleo entre colectivos desfavorecidos a través de la Fundación Picarral. También imparte charlas, formación y cursos de idiomas para que quienes vienen de fuera aprendan a desenvolverse mejor en castellano.

Las celebraciones con motivo de el 50 aniversario de la entidad culminarán el próximo 20 de diciembre con el fallo del Certamen Literario, una cita cultural plenamente consolidada en la ciudad y que este año alcanza su edición número 36. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión