Despliega el menú
Zaragoza

Comercio

El cierre de las tiendas este domingo aviva el debate de la apertura en festivos

Los sindicatos y el pequeño comercio defienden las restricciones frente a las grandes superficies, que piden la liberalización del calendario.

ARAGON BLACK FRIDAY / 23-11-2018 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Escaparate de un establecimiento comercial durante el Black Friday del pasado noviembre.
Aránzazu Navarro

La fiebre consumista de todos los meses de diciembre tendrá un respiro este fin de semana. Por primera vez en varios años, este domingo los comercios cerrarán sus puertas, hecho que ha vuelto a suscitar el debate de si se debe limitar el calendario comercial o se debe tender a la liberación. El pequeño comercio y los sindicatos tienen claro que las restricciones son clave para la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores del sector, mientras que las grandes superficies defienden la liberalización y convertir Zaragoza en "ciudad de compras".

Dentro del calendario de festivos de 2019, este domingo no se permitirá la apertura a las superficies comerciales de más de 300 metros. Es una novedad, dado que era tradición que los tres últimos domingos de diciembre los establecimientos estuvieran abiertos. Así estaba previsto en un principio, dentro del calendario de 10 días que establece la legislación autonómica.

Pero el Ayuntamiento, dentro del margen que tiene para modificar dos días, decidió el pasado mes de abril cambiar el día 8 de diciembre por el 8 de septiembre a petición de los sindicatos. Esto permitirá que los trabajadores del sector tengan dos días libres, dado que el lunes también estarán cerradas las tiendas. Este no fue el único cambio, dado que el retraso con el que ha llegado este el Black Friday supuso que en lugar del domingo 24 de noviembre los comercios abrieran el 1 de diciembre.

La Federación de Empresarios del Comercio de Zaragoza ECOS cree que no deben elevarse los 10 festivos que la DGA autoriza a abrir. El presidente de la entidad, José Antonio Pueyo, considera que mantener las restricciones es necesario para que los pequeños comerciantes y autónomos puedan conciliar la vida familiar y laboral. "Además, va a ser un fin de semana en el que se va a ir mucha gente fuera de Zaragoza", señala.

Para las grandes superficies, no tiene sentido establecer limitaciones. Salvador Arenere, consejero de Intu Spain (grupo propietario de Puerto Venecia), considera que fijar este tipo de restricciones supone "una pérdida de oportunidad bestial" en un momento en el que está creciendo el comercio electrónico, "que está abierto los 365 días del año, las 24 horas del día".

A su juicio, "Zaragoza debe ser una ciudad de compras" y aprovechar su posición y su oferta de ocio. Y señala que los sindicatos son "egoístas" al rechazar la apertura en festivos cuando otros colectivos profesionales, como médicos, hosteleros o bomberos, trabajan los días de fiesta.

Para María Jesús Aliaga, responsable de Grandes Almacenes de la Federación de Servicios de UGT, "en comercio es muy difícil tener dos días seguidos de fiesta". Explica que se le dan mucha importancia a los planes de igualdad, por lo que considera que es "un paso adelante" no trabajar este domingo. En su opinión, "la apertura en festivos va en contra de la conciliación en un momento en que los trabajadores del comercio tienen una sobrecarga de trabajo bestial". "Lo decimos alto y claro: no abriríamos ningún domingo del año. Y si hay que comulgar con alguno, en diciembre no se pueden abrir todos", dice.

Etiquetas
Comentarios