Despliega el menú
Zaragoza

Azcón a Rivarés: "Usted no es micromachista; es machista, con mayúsculas"

El alcalde de Zaragoza se encara con el concejal de Podemos, que ha vuelto a negarse a pedir disculpas a la consejera popular María Navarro por dirigirse a ella con la expresión "oye, guapa".

Rivarés y Azcón en una imagen de archivo.
Rivarés y Azcón en una imagen de archivo.
PP

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha tachado al concejal de Podemos Fernando Rivarés de "machista con mayúsculas" tras negarse este último a pedir disculpas a la consejera popular María Navarro por dirigirse a ella con la expresión "oye, guapa".

Previamente, Rivarés había reconocido sentirse "hijo del contexto" y, en ese sentido, que había caído en un "micromachismo" al utilizar esa expresión con María Navarro, que se ofreció a retirar "si se sintió ofendida".

Todo ello ha sucedido durante el debate de una moción de urgencia presentada por PP y Cs para rechazar "toda forma de machismo" en el Ayuntamiento y deplorar lo sucedido en la pasada sesión plenaria con el concejal de Podemos.

El texto ha salido adelante con el voto a favor de todos los grupos y la abstención de Podemos-Equo, después de que el PSOE lograra suavizarlo para cambiar el verbo "deplorar" por "lamentar" y añadir un llamamiento a impedir que se vuelvan a cometer actos irrespetuosos en el Pleno.

El debate lo ha zanjado el alcalde, visiblemente molesto, que se ha quejado de que se hable de "micromachismo" cuando lo comete la izquierda y de "macromachismo" cuando lo hace la derecha, además de acusar al PSOE de "blanquear" a Rivarés.

Desliz, doble rasero, consenso y mala educación

En el turno de los distintos grupos municipales, Sara Fernández (Cs) ha admitido que se trató de un "desliz" de Rivarés, pero ha cargado contra éste por el hecho de negarse a retirar su expresión hasta pasadas varias horas.

Desde el PP, María Navarro ha insistido en que no reclamaba unas disculpas por ella misma, sino por todas las mujeres y, sobre todo, porque está cansada del "doble rasero" de medir de los grupos de izquierdas.

La portavoz socialista, Pilar Alegría, ha reiterado su censura a cualquier tipo de insulto y que Rivarés se equivocó al no retirar sus comentarios, pero ha abogado por lograr un consenso en torno a evitar los insultos y no "estirar torticeramente ciertos argumentos".

Para Pedro Santisteve, de ZeC, María Navarro tiene "todo el derecho del mundo a sentirse ofendida", pero ha instado a "lavar los trapos sucios en casa", en referencia a la Junta de Portavoces, si ha habido unas disculpas.

Julio Calvo (Vox) ha opinado que el comentario fue "machista"y , más todavía, un ejemplo de mala educación, aunque no cree que el "oye, guapa" sea la intervención más grave de Rivarés.

Etiquetas
Comentarios