Despliega el menú
Zaragoza

solidaridad

El laborioso proceso de clasificación tras la Gran Recogida de Alimentos en Zaragoza

Los productos donados el pasado fin de semana se seleccionan en la Feria de Muestras antes de comenzar a llenar las estanterías del Banco de Alimentos

Gracias al trabajo desinteresado de más de 5.000 voluntarios en todo Aragón se consiguieron reunir unas 620 toneladas durante la Gran Recogida del pasado fin de semana. Un esfuerzo que, lejos de aminorar, aumenta ahora con un minucioso proceso de clasificación que obliga a redoblar el trabajo para que estos productos surtan cuanto antes las despensas de los Bancos de Alimentos que se ubican en las tres capitales de provincia.

En Zaragoza, según explica su presidente, José Ignacio Alfaro, esta tarea se inició el lunes desde primera hora. Una nave de la Feria de Muestras sirve como centro de operaciones de una precisa maquinaria solidaria, donde cada eslabón cuenta para que este complejo proceso llegue a buen fin. Aún quedan por delante intensas jornadas para tener cifras concretas, aunque todo apunta a que se igualarán los 450.000 kilos obtenidos en 2018 y no descartan incrementar ligeramente esta cifra hasta los 475.000.

Hasta cuatro tráilers acceden cada día hasta las instalaciones de la Feria de Muestras cargados con todos los productos que se han recogido en distintos establecimientos de la provincia. Un grupo se encarga de bajar la mercancía y depositarla en el almacén a la espera de su selección posterior. En total, según adelanta Alfaro, se prevé organizar cerca de 1.300 grandes cajas cargadas de alimentos, aunque todavía están recibiendo mercancía.

Unos 60 voluntarios acuden de forma diaria en dos turnos –de mañana y de tarde– para completar la laboriosa clasificación. Para facilitar esta tarea, el Banco de Alimentos adquirió hace tiempo una cinta transportadora.

Los colaboradores, abrigados para soportar el frío, se ponen a ambos lados y cada uno se responsabiliza de retirar un producto determinado –como arroz, pasta, latas de conserva...–, que posteriormente meten en unas grandes cajas. Los productos especiales, como turrón o incluso bolsas de patatas fritas, se retiran para llevar inmediatamente al Banco de Alimentos.

Más de 50 voluntarios colaboran desde este martes en el pabellón 10 de la Feria de Zaragoza en la selección de los alimentos donados por los aragoneses este fin de semana.
Heraldo

Una vez estos contenedores están llenos de un mismo producto se llevan a pesar y se etiquetan con carteles informativos con datos sobre su lugar de procedencia, volumen en kilos y fecha de caducidad. Acto seguido se trasladan a otra zona de la nave donde unos camiones de la empresa Marcotran se encargan de su traslado gratuito hasta el Banco de Alimentos. En cada tráiler caben aproximadamente entre 31 y 33 palés. Cuando se reciben en las instalaciones que tienen en Mercazaragoza, se almacenan en las estanterías y se catalogan en el sistema informático. El destino final son las 227 asociaciones o entidades, que ayudan a 26.338 personas.

"Hemos tocado techo"

El presidente del Banco de Alimentos de Zaragoza afirma que las donaciones son similares al año pasado: "Hemos tocado techo en cuanto a tiendas y en cuanto a voluntarios". Cuentan con unos 4.300 para esta campaña, que supone aproximadamente una quinta parte de las aportaciones que reciben a lo largo del año.

"Tenemos reuniones periódicas desde febrero cada dos meses. Nos distribuimos las tareas y cada uno se ocupa de una cosa", asegura Alfaro, de manera que en noviembre, cuando llega la Gran Recogida, todo está perfectamente organizado: "Cada uno sabe lo que tiene que hacer". "Hay un trabajo de campo muy importante durante el resto del año. No es cosa de una semana". En el Banco de Alimentos, además, van ganando también en eficiencia y optimizan los tiempos: "Hace siete años nos costó tres meses clasificar todo. Fuimos bajando a mes y media y el año pasado ya nos quedamos en nueve días". Un récord que este año quieren batir.

Por provincias
  • Zaragoza. El Banco de Alimentos de la capital aragonesa estima alcanzar, o incluso superar, las 450 toneladas. Con 4.300 colaboradores estuvieron en 229 tiendas, 160 de ellas en Zaragoza capital. Ahora llevan a cabo el complicado proceso de clasificación.
  • Huesca. Desde tierras oscenses contaron con 900 personas para llevar a cabo esta campaña en 89 negocios de la provincia. El año pasado reunieron 100.000 kilos, cantidad que podrían no alcanzar ahora porque ha sido una "recogida desigual". Falta la clasificación en el polígono Monzú y la aportación de un 5% extra de grandes superficies.
  • Teruel. Desde la provincia turolense valoran "positivamente" la Gran Recogida del fin de semana. Aunque todavía están pesando los productos donados en el almacén de Platea, ya han reunido 50.000 kilos, por lo que esperan alcanzar el objetivo que se habían marcado de 70.000. Contaron con 500 voluntarios en 54 establecimientos de la provincia (11 de ellos de la capital).
Etiquetas
Comentarios