Despliega el menú
Zaragoza

violencia de género

El jurado declara culpable de asesinato a David Pellicer por estrangular a su mujer en Las Delicias

No cree, sin embargo, que exista la agravante de violencia de género ni que sea autor de un delito continuado de maltrato. El homicida se enfrenta ahora a una pena de entre 20 y 25 años de prisión, ya que no se le han apreciado atenuantes.

David Pellicer, durante la sesión del juicio celebrada en la Audiencia este martes.
David Pellicer, durante una de las sesiones del juicio celebrado en la Audiencia de Zaragoza.
José Miguel Marco

Culpable de asesinato. David Pellicer Criado se enfrenta a una condena de entre 20 y 25 años de cárcel por haber acabado con la vida de su mujer, Raquel D., de 37 años, de manera premeditada y con brutalidad en su domicilio de Las Delicias.  

Sin embargo, el jurado, compuesto por ocho hombres y una mujer, no ha estimado este lunes probado que el acusado sea autor de un delito continuado de malos tratos, como solicitaban las acusaciones y por el que pedían tres años más de prisión. Tampoco cree que en su crimen concurra la agravante de violencia de género.

El tribunal popular debía contestar sí o no a la pregunta: ¿considera el jurado probado que David Pellicer cometió los hechos dada la escasa consideración que le merecía Raquel por ser mujer? Su respuesta, por unanimidad, fue que esta circunstancia no había quedado acreditada en la investigación.

Por lo tanto, no se daba por estimada la agravante de violencia de género. Cuantitativamente no tendrá influencia en la pena, pues sí que apreciaron otras agravantes: alevosía y parentesco. Pero la de violencia de género, que el Tribunal Supremo ya está aplicando en estos casos, no.

El jurado también declaró no probado por 6 votos a 3 que Pellicer hiciera a Raquel D. «continuos desprecios, burlas y controles» ni que fuera blanco de «múltiples actitudes despectivas».

Ambas conclusiones decepcionaron a la familia de Raquel D., pues tanto su madre como sus hermanos y amigas declararon ante el tribunal que los insultos hacia su persona eran continuos. Así como las numerosas llamadas que le hacía cuando estaba fuera de casa y los selfis que le pedía que le enviara para demostrar con quién estaba en ese momento.

Si que dieron por probado que el domingo 25 de junio de 2018, el día que se cumplía el ultimátum que Raquel D. había dado a su pareja para separarse y que se fuera del domicilio que hasta entonces compartían con su hija de 10 años, David Pellicer decidió matarla.

Durante esa semana se estuvo informando sobre cómo se podía asesinar a una persona y cómo lograr atenuantes de la pena. El acusado consiguió su propósito de asesinar a la que había sido su pareja durante 17 años, pero no ha logrado ninguna atenuante, ni siquiera la de confesión a pesar de que se presentó en la Jefatura Superior de Policía cinco horas después del crimen.

El tribunal popular argumentó todas y cada una de sus conclusiones. Así, estimó que los informes de los médicos forenses les convencieron de que el procesado atacó a Raquel cuando se encontraba de pie y de espaldas, desprevenida y aprovechando su total indefensión. Le rodeó el cuello con un brazo, con el otro le tapó los orificios respiratorios y le rompió dos vértebras.

Tras escuchar el veredicto, la Fiscalía solicitó una condena de 25 años de cárcel por asesinato, otra de 10 de alejamiento de su hija y de la madre de Raquel cuando cumpla la pena, así como la privación de la autoridad familiar o patria potestad sobre la pequeña.

 Lo mismo pidieron la acusación particular, a cargo de Noé Gabás, el abogado de la Comunidad Autónoma, José Luis Gay, y la letrada de Hacienda, que también le reclama 58.872 euros que el Estado ha pagado a la niña. Las responsabilidades civiles oscilan entre los 150.000 y los 400.000 euros.

Su abogada defensora, Carmen Sánchez, solicitó 20 años de condena, el pago de los 1.800 euros que llevaba encima cuando fue arrestado y que sea declarado insolvente. Será ahora el magistrado-presidente del tribunal popular, Javier Cantero, quien fije la condena y dicte la sentencia.

Etiquetas
Comentarios