Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los defensores del Buen Pastor irán a las Cortes para reclamar su rehabilitación

El objetivo es conseguir que los grupos políticos se comprometan a reconvertir este antiguo reformatorio en una residencia para mayores con equipamientos públicos para el barrio.

Edificio El Buen Pastor
Edificio El Buen Pastor
Heraldo

La Plataforma de Asociaciones para la Recuperación del Edificio del Buen Pastor comparecerá en las Cortes de Aragón para dar impulso a la rehabilitación de este edificio abandonado que en su día fue un reformatorio. Aunque todavía no hay una fecha concreta para la comparecencia, fuentes de la plataforma han confirmado que ya la han solicitado y que esperan que se produzca durante el mes de diciembre.

“Buscaremos el apoyo de la mayoría de los grupos políticos. Queremos que muestren un compromiso serio con nuestro proyecto y con la recuperación del espacio”, explica Tomás Hinojosa, miembro de la entidad. Desde que fue clausurado en el año 2006, el estado de este edificio de más de 37.000 metros cuadrados preocupa a los vecinos del barrio de Valdefierro en el que se ubica. Según han denunciado en varias ocasiones, los expolios han hecho desaparecer todo tipo de elementos de valor de su interior y ha sufrido numerosos actos vandálicos. De hecho, hace unos meses la DGA instaló cámaras de seguridad y tapió los butrones por los que solían colarse los intrusos.

El objetivo de la plataforma es conseguir que este antiguo inmueble se reconvierta en una residencia para mayores y que albergue también otros servicios municipales, ya que hay espacio de sobra para ambos equipamientos. “Se trata de que en sede parlamentaria vuelvan a reafirmar el interés que nos mostraron en campaña”, señala Hinojosa. Y es que, antes de los comicios de mayo, la plataforma inició una ronda de consultas en las que comprobaron que muchos partidos estaban a favor de la recuperación de este espacio. “Algunos incluso lo incluyeron en sus programas electorales”, añade.

No obstante, tras varios años sin conseguir desatascar el asunto, la plataforma ha decidido tomar la iniciativa para cambiar “las palabras bonitas” por hechos constatables. “Ahora es el momento perfecto para dar un empujón definitivo y que, de una vez por todas, esas buenas intenciones se plasmen por escrito y se defina qué es lo que se va a hacer”, comentan desde la entidad.

Para ello también han solicitado una reunión con representantes del Área de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de Zaragoza. “Queremos que el consistorio se implique, porque estamos convencidos de que su papel va a ser clave. El edificio es titularidad del Instituto Municipal de Servicios Sociales, pero en él contemplamos que haya espacios municipales”, afirman.

Y si los encuentros no resultan fructíferos, la plataforma planeará nuevas acciones para visibilizar su reivindicación, como ya hicieron el pasado mes de abril convocando una caminata en defensa de la causa. “Es muy frustrante que nos estén diciendo que creen en nuestro proyecto pero luego en la práctica no se lleve a cabo”, lamentan.

Arreglos en las canchas de baloncesto

A escasos metros del edificio del Buen Pastor se encuentran las canchas de baloncesto que el IASS construyó a comienzos de año invirtiendo en ellas 36.000 euros. Unas pistas que, a escasos siete meses de su inauguración, han tenido que ser reparadas por problemas con el material con el que se realizaron. Según informan fuentes del Gobierno de Aragón, la empresa responsable se comprometió a subsanar sus deficiencias y el problema “ya está solucionado”.

Tras esta intervención, Hinojosa, que también es representante del ampa del colegio Jerónimo Blancas, confía en que los amantes de este deporte puedan volver a disfrutar de estas instalaciones. “Resultaba muy incómodo jugar con todo ese polvo que se pegaba en las manos”, comenta Hinojosa, que recuerda que las canchas y los jardines todavía carecen de iluminación, lo que limita mucho las posibilidades de los vecinos. “En cuanto se va la luz del sol, cosa que ahora ocurre muy pronto, no se ve nada. Y en verano, que hace bueno y tenemos unas mesas en las que podríamos cenar y charlar, tampoco se puede”, concluye.

Etiquetas
Comentarios