Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

La Harinera ZGZ gana el premio Eurocities Awards 2019 con polémica incluida

El galardón de la red de ciudades europeas, obtenido en la categoría de preservación del patrimonio, se ha entregado este jueves en Praga. El colectivo Llámalo H y los vecinos de San José han denunciado la falta de presencia ciudadana en la capital checa.

Sesión de Teatro Comunitario en La Harinera de Zaragoza
Sesión de Teatro Comunitario en La Harinera de Zaragoza
Raquel Labodía

Harinera ZGZ acaba de obtener un reconocimiento a nivel europeo como una iniciativa que está contribuyendo a la transformación de la ciudad y que genera una comunidad más inclusiva y cohesionada. Este proyecto cultural que echó a andar hace tres años en el barrio de San José ha ganado el premio Eurocities Awards 2019, que anualmente convoca esta red de ciudades, en la categoría de participación en la preservación del patrimonio.

Una distinción que llega rodeada de polémica, ya que el Colectivo Llámalo H y la asociación vecinal del barrio de San José, que gestionan este espacio junto al Ayuntamiento de Zaragoza, han criticado que el Ayuntamiento no haya contado con una representación ciudadana para recoger el galardón en Praga,donde se celebra la conferencia anual de la red Eurocities ( integrada por 140 ciudades de unos 30 países). Hasta la capital checa se han desplazado la vicealcaldesa del Ayuntamiento de la capital aragonesa, Sara Fernández, la jefa de la oficina de relaciones internacionales del consistorio, Jara Polo, y el coordinador de La Harinera, Diego Garulo.

La Harinera se ha impuesto a proyectos de otras ciudades como Esmirna, Turquía -The Izmir History Design Atelier-, y Rennes, Francia -Hotel Pasteur Project-. Los otros dos apartados en los que se entregan reconocimientos son cooperación en la transformación física de las ciudades e innovación para la transformación social.

"Este reconocimiento pone a Zaragoza en el mapa europeo, hay que tener en cuenta que Euricities en una plataforma con la que la Comunidad Europea cuenta cuando diseña sus políticas y plantea distintas estrategias", ha señalado Fernández. Asimismo ha recordado que este es el cuarto premio que iniciativas de Zaragoza reciben por parte de Eurocities. Ya cuentan con él La Colaboradora, la plataforma de economía colaborativa de Zaragoza Activa; la Tarjeta Ciudadana y los Cursos de Dirección Pública Local para Gestores Iberoamericanos, organizados por Ebrópolis.

Por su parte, desde el colectivo Llámalo H y la asociación vecinal de San Jose han mostrado en un comunicado su "descuerdo" con la ausencia de presencia ciudadana "en un premio a la participación". Lo consideran "una falta de respeto" hacia quienes reconocen su trabajo y hacia "las más de 50 personas que participan de manera altruista en este proyecto".

Estas entidades aseguran que no entienden "por qué se impidió específicamente" que acudiera una representación suya, a pesar de la insistencia que el colectivo Llámalo H manifestó de forma directa mediante varios correos electrónico, tanto al gerente de Zaragoza Cultural como a la vicealcaldesa, para estar presente, "poniendo una persona a su disposición y clarificando incluso que Harinera ZGZ podía asumir sus gastos de desplazamiento y alojamiento". 

Asimismo, denuncian que de esta forma se ha dado la impresión de que este espacio se gestiona solo "por la labor del ente público". "Que se haya obviado la presencia de la parte participativa en un premio a la participación solo nos anima a seguir creando juntas nuevos modelos para modificar las estructuras, en ocasiones incomprensibles, de las Administraciones públicas", concluyen.

Fotomontaje del Colectivo Llámalo H y la asociación vecinal del barrio de San José con el que han celebrado la recepción de un premio en Praga al que no asistieron.
Fotomontaje del colectivo Llámalo H y la asociación vecinal del barrio de San José con el que han celebrado la recepción de un premio en Praga a la que no asistieron.
Colectivo Llámalo H

En los tres años transcurridos desde su apertura, Harinera ZGZ se ha convertido en una de las iniciativas culturales con más proyección de Aragón gracias a su modelo de gestión compartida, en el que participan por igual el tejido vecinal del barrio, agentes culturales de toda la ciudad y el Ayuntamiento de Zaragoza a través de una asamblea en la que se toman todas las decisiones que afectan a su gestión.

Su capacidad para generar comunidad, facilitar la participación y ofrecer nuevas posibilidades para que la ciudadanía disfrute de su derecho no solo a consumir, sino también a producir y decidir sobre su propia cultura, ha servido para que durante este tiempo más de treinta ciudades de toda España se hayan interesado por este espacio del zaragozano barrio de San José. Varios proyectos de recuperación de espacios en desuso en marcha se han inspirado ya en este modelo, que también ha sido presentado en Francia, Uruguay y Chile.

Etiquetas
Comentarios