Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Condenan a dos mujeres por montar una trama mafiosa de cuidadores de enfermos en Zaragoza

Las acusadas, penadas con un total de 5 años de prisión, obligaban a inmigrantes sin papeles a trabajar para ellas sin contrato y les exigían una comisión por cada servicio. Operaban en varios hospitales de Zaragoza.

Un altercado en el hospital Clínico de Zaragoza destapó el entramado fraudulento que habían montado las condenadas.
Un altercado en el hospital Clínico de Zaragoza destapó el entramado fraudulento que habían montado las condenadas.
Heraldo

El Juzgado de lo Penal número 1 de Zaragoza acaba de condenar a dos mujeres por organizar una trama mafiosa que intentaba monopolizar el cuidado de enfermos en varios hospitales de la capital aragonesa. Las acusadas, Blanca Margarita Bohórquez Álvarez y Cándida Rosa Núñez Mendoza, condenadas a 3 y 2 años de prisión, respectivamente, habían montado un lucrativo negocio aprovechándose del trabajo de numerosos inmigrantes sin papeles. Según el fallo, la primera los amenazaba con grabarlos en vídeo mientras cuidaban a algún paciente para denunciarlos después ante la Policía. De esta manera, los obligaba a trabajar para ella sin contrato, sin darles de alta en la Seguridad Social y exigiéndoles una comisión de hasta 10 euros por cada servicio que prestaban.

La magistrada María Pilar Lahoz recuerda a través de su sentencia que fue Blanca Margarita Bohórquez, de 53 años, quien puso en marcha el entramado «desde al menos 2015» valiéndose de la «situación de vulnerabilidad» de estos extranjeros en situación irregular. De hecho, sintiéndose amenazados por esta mujer, aceptaban dejar de trabajar por cuenta propia para hacer los encargos que les hacía la encausada.

Según el apartado de hechos probados, era también Blanca Margarita Bohórquez quien fijaba los precios y se ponía en contacto con los familiares de los enfermos para concretar el trabajo. No conforme con ello, la acusada obligaba también a los cuidadores a poner carteles en los hospitales anunciando sus servicios, así como a quitar la publicidad que colocaba la competencia.

Como contaba con varios grupos de trabajadores que controlar, la investigada decidió delegar parte de sus funciones en Cándida Rosa Núñez, de 55 años, quien empezó también a atender el teléfono para hablar con los clientes. Además de estas dos mujeres, en el banquillo de los acusados se sentó el hijo de la primera, Alejandro R. B., quien ha sido finalmente absuelto por no haber quedado acreditado que concertara servicios ni participara en la organización de las tareas.

Un altercado en el Clínico

La magistrada recuerda que fue un altercado registrado el 30 de marzo de 2017 en el Clínico entre la cerebro de la trama y otras personas que intentaban ofrecer sus servicios como cuidadores el que puso en alerta a la Policía Nacional. Es más, esta solicitó la intervención de los teléfonos de Blanca Margarita Bohórquez y las escuchas confirmaron sus fraudulentas maniobras.

La Fiscalía pedía ocho años de prisión para cada uno de los tres acusados. Sin embargo, atendiendo a las alegaciones que hicieron sus abogados, Felipe Lafuente y Carlos Castillo, a las mujeres se les ha reducido de forma notable la condena y el hombre ha terminado exonerado. A ellas se las ha absuelto de uno de los dos delitos contra los derechos de los trabajadores que se les atribuían.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión