Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos de Arcosur piden que la única línea de bus del barrio, la 59, tenga mayor frecuencia

Circula cada 15 minutos de 6,45 a 21,45, de lunes a viernes, y cada 30 el resto del día, los fines de semana y los festivos, mientras que las líneas de Valdespartera, Rosales o Montecanal circulan cada 6 u 8 minutos.

La línea 59 del autobús urbano llega desde este lunes al nuevo barrio zaragozano
La línea 59 del autobús urbano es la única que llega al barrio zaragozano.
T. M.

La Asociación Vecinal de Arcosur ha demandado al ayuntamiento de Zaragoza que mejore la frecuencia de la única línea de transporte de autobús que tiene este barrio, la número 59, que comunica esta zona del sur de Zaragoza con el tranvía, para que sea similar a las otras que prestan servicio en el resto de la ciudad.

En la actualidad, la L-59 tiene una frecuencia de 15 minutos desde las 6,45 hasta las 21,45, de lunes a viernes, y de 30 minutos para el resto del día, los fines de semana y los festivos, mientras que las líneas de Valdespartera, Rosales o Montecanal las tienen de 6 a 8 minutos de frecuencia, durante todos los días de la semana.

La Asociación ha insistido en que la L-59 es la única línea que les lleva hasta el tranvía, único medio, a su vez, para la comunicación con el resto de la ciudad.

Además, la Asociación vecinal ha señalado otros problemas de la línea como es la "incertidumbre" de poder subir al autobús ante la posibilidad de encontrar ocupada la plaza de personas con discapacidad física, donde se ubican los carros de bebés.

Precisamente, Arcosur es un barrio poblado en su mayoría por parejas jóvenes con un muy elevado índice de natalidad, como revelan los 189 bebés nacidos en 2016, por lo que la incertidumbre de poder subir al bus con el carrito les obliga al usos del vehículo particular. 

Marquesinas, dársenas y embaldosado

Asimismo, han reclamado al Ayuntamiento de Zaragoza la "imperiosa" necesidad de la instalación de marquesinas en las paradas que se encuentran en dirección al tranvía, en las que los usuarios esperan la llegada del autobús, así como la instalación de dársenas en todas las paradas, como las existentes en el resto de la ciudad, para facilitar, el ascenso y descenso de los viajeros, los carros de bebés y las sillas de ruedas.

Este colectivo vecinal ha requerido al Ayuntamiento que se destine una partida presupuestaria para el embaldosado de las aceras de determinadas paradas de la línea 59 y N4 (búho-bus), en las que los pasajeros tienen que subir o bajar del autobús en zonas de tierra, con los consiguientes problemas, sobre todo para los coches de bebés y más si están embarradas.

En concreto han reclamado actuar en las paradas de la L-59 situadas en la calle Peine del Viento, número de poste 1272; la situada en la calle Fuente de Neptuno, número de poste 1281; y en la del búho N4 situada en avenida 21 de Junio de 2009, número de poste 1273. 

Etiquetas
Comentarios